Tu corazón

¿Sabías que cuando era niño contaba los días para mi cumpleaños, para navidad, las vacaciones, y todas las fechas importantes en las que inevitablemente recibiría un regalo?

Dejé de contar los días, hasta que llegó la fecha de mi matrimonio con mamá. Y fue una cuenta dulce, corta y tranquila, que me llenaba de alegría con cada día que transcurría. La verdad es que tu mamá fue una trome y organizó uno de los matrimonios más bellos en tiempo récord.

Fuera de esa excepción, por años dejé de contar los días. Dejé de contar los días para mi cumpleaños, porque seguramente caía en día de semana y había que trabajar. Dejé de contar los días para navidad o año nuevo, porque seguramente no habría fin de semana largo, y porque el dolor de las tarjetas de crédito post-fiestas suele hacer que olvides  contar los días (especialmente para que llegue el balance de la tarjeta a fin de mes).

Pero nuevamente me encuentro contando los días. Contándolos, y aprendiendo. Y para no olvidarme de contar un sólo día, tengo una aplicación especial que me ayuda a hacerlo. Se llama “What to expect when you’re expecting” y se basa en un libro que mami y yo leemos para estar siempre al día sobre lo que está pasando contigo mientras vives en la panza de mamá.

Según What to Expect tienes hoy, 2 de Junio del 2012, 24 semanas y 5 días. Faltan 15 semanas y 2 días para la fecha en la que estima la doctora, llegarás a nuestra vida: 18 de setiembre.

 

Y más allá de hablar sobre la aplicación, quería contarte que hoy recibí un tip especial.

Normalmente todos los tips van para mami, pues es ella la que está sintiendo todo el alboroto que estás causando en su pancita! Pero a veces Papá se pone algo celoso y quiere que le escriban cosas a él también. El tema de hoy, fueron tus latidos.

Así, recordé hoy la primera vez que escuché tus latidos hace unos meses. Aún no tenías pies. No tenías manos o nariz,  mucho menos sabíamos si ibas a ser un nene o una nena. Pero tenías corazón. Y ese corazón latía con fuerza, WOOM WOOM WOOM en el ultrasonido. Woom woom woom en mi pecho. Woom woom woom en las lágrimas en los ojos de tu madre.

Ese corazón tuyo hizo que el nuestro saltara de alegría, terror, pánico y nuevamente alegría. No te olvides nunca hija, que antes de tener manos, pies, nariz o pompis, tenías corazón. No tengo idea de cuántas cosas podré enseñarte en este mundo, pero una de ellas, es que de nada servirá el cerebro más potente que podamos tener, si no tenemos un buen corazón.

Cuando escuché tu corazón por primera vez te veías así!

Valentina Muck: 7 semanas

Ahora te dejo, iré a escuchar tu corazón en la pancita de tu mami.

Papá.

10 pensamientos en “Tu corazón

  1. Chepsterrrrr si la fecha se cumple, nacería el mismo día que Kid/Negrilo 🙂 Si se adelanta, quizá coincida con Camila (el 8) o mi novio (el 2). Ya ves, Septiembre es un mes que siempre me ha perseguido.
    P.D. Luy your blog enemy! Como mis cartas a Camila 🙂

  2. Cada vez que leo tus entradas me dan ganas de empezar mi familia de 3 ya! Se debe sentir una felicidad y mied a la vez. Cuenta regresiva. Felicitaciones!

  3. Ohhhh! los leí todititosssss pero éste me impactó más, soy madre de un bello niño de 1 año, 7 meses y 24 días; creo que lo que sientes de una u otra forma lo siente alguien que será madre o padre por primera vez, una mezcla de miedo, alegría, temor, felicidad extrema etc etc etc; recuerdo la primera vez que escuche los latidos de mi rey fue cuando me enteré de su existencia porque ya me estaba dando algumas señales de que estaba conmigo y que había llegado a nuestras vidas, me quito todititas las ganas de comer no asco sino como que viví con casi 4 meses con síntomas de indigestión algo así… bueno me enteré y cuando lo vimos con tan solo 5mm pero latía fuerte… fue un día muy emotivo para mi esposito y para mí: lloramos de emoción y cada vez que lo recuerdo mis ojitos de hacen agua (como ahora) jeje 🙂 disfruten esta etapa cada día, cada segundo que luego disfrutarán cada segundito de su angelita- Felicidades, sigo a Vane y ahora al papi también! soy su hincha! saludos y una acariciadita a la panzita de Vane de mi parte si?
    Vanesa.

    • Gracias por la visita Vanesa! De hecho la sensación es indescriptible, y es algo que nadie entiende hasta que pasa por ella, no? Te agradezco muchísimo los saludos, y ya le doy la acariciada a la panza de Vane 😉
      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s