Paciencia

Hola hermosa.

Hoy llegué a casa algo ofuscado y de mal humor. Saludé a mamá y sobé su pancita tras dejar mi maletín tirado en el sofá. Caminé hacia el dormitorio y con la luz apagada, me tiré un minuto a mirar lo que la televisión encendida proyectaba sobre las paredes de la habitación. Mamá entró al cuarto intuyendo que algo me pasaba y sólo atiné a decirle que todo estaba OK.

Se recostó sobre la cama, de manera que me acerqué a ti, y te saludé. Le di besitos a la panza de mami y esperé una patadita. Sólo algunos ligeros movimientos tuyos esta noche. Creo que estabas dormida. Me cambié rápidamente y salí para la sala, aduciendo que tenía que ver todavía unas cosas en la computadora, cosa que era cierta. Aproveché para ir a la cocina, servirme un vaso de naranjada grande y calentarme algo de crema de zapallo. Cuando estaba sirviéndola, noté una presencia detrás mío. Era mamá, quien silenciosamente cual duende suele perseguirme de esa forma cuando estoy de mal humor.

Le comenté que estaba de pésimo humor por algunos temas del trabajo, y que por favor respete mi mal humor. Que me de un poco de espacio para poder librarme de él por mi cuenta, y que no se preocupe que todo iba a estar bien.

Me escapé a la sala, y abrí la laptop para terminar los presupuestos en los que estaba trabajando y enviarlos finalmente. Terminé de tomar la crema de zapallo, y sentado en la alfombra de la sala me puse a pensar sobre mi mal humor y la razón del mismo. Naturalmente pensar en la causa, hizo que entre en cólera por un instante, pero casi instantáneamente me di cuenta que era innecesario. Que nada puedo hacer por cambiar lo sucedido, y que mi esposa no merece que tras esperar todo el día para verme, yo la reciba con algo menos que una sonrisa.

Sin embargo, ella hizo acopio de toda la paciencia de la que es capaz para dejarme tranquilo (incluso en este momento se encuentra dándome espacio), y no sabe que la estoy amando por ello.

Estos días no son fáciles para mamá tampoco. Estás creciendo mucho y muy rápido, y es tu crecimiento tan feroz el que está causando en mami algunos dolorcitos de espalda, producto de la mala postura y de la falta de costumbre que tiene su cuerpo de tener una panza con una bebé tan hermosa como tú. Y es que como sabes, mami trabaja sentada en la computadora, y aparentemente la mala postura no la está dejando hacerlo con tranquilidad, cosa que la puede frustrar a veces y poner también algo de malas.

Y es en esos momentos en los que me doy cuenta que parte de mi amor radica en tener paciencia. En saber que no puedo solucionar su mal humor, o su frustración con un chiste o alguna frase interesante. Que simplemente tengo que dejar que se queje del dolor de espalda, y ofrecerle con cariño un masaje. Porque parte del proceso es poder quejarse, y poder tener mal humor y hacerlo con libertad, sin tener a alguien que te juzgue porque no contestaste con buen tono una pregunta tonta, o porque en ese momento no reaccionó de la mejor forma.

Recuerdo así la paciencia que me tuvo tu abuela y tu Opa cuando yo era pequeño y crecía, y recuerdo la paciencia que tienen hasta el día de hoy. Y me doy con la sorpresa, pequeño saltamontes, que aún sin nacer, me estás enseñando a ser paciente, porque la paciencia no es una señal de debilidad, todo lo contrario… es una señal de cariño, respeto y amor.

Así que te prometo ser más paciente. Te prometo buscar la raíz de mi buen humor, y no sólo contigo, pero en cada cosa que haga. Porque te mereces un par de papás felices, y nunca tan gruñones.

Te amo pequeña.

Papá.

19 pensamientos en “Paciencia

  1. pucha si tienes razon mi esposito a veces llega con un genio y talves peco en no darle un poco de espacio, pero tambien no entiende que mi nena y yo lo esperamos con ansias y no queremos verlo mal puesto q esperamos jugar con el y compartir un rato de alegria con el…pero si ten harta paciencia y q no predomine el trabajo en tu casa, ni bien entras a casa deja los problemas fuera no lleves esa mala energia cerca de tu esposa y de su pancita…suerte y besos

  2. Jose, no pude evitar emocionarme con este post , y se lo pase a mi esposito para que también lo leyera . Gracias por comentarlo , sin querer estas ayudando a que otras parejas entiendan lo que significa la paciencia en un matrimonio, en una familia , es una demostración de cariño y amor . Muchas Bendiciones en tu hogar siempre:)

  3. q sabia mujer tienes al lado jose, cuando lo normal… (lo he escuchado varias veces) es decir: SI STAS DE MAL HUMOR NO TE LA AGARRES CONMIGO!!!pero vane te dio espacio para que lidies con el problema q tenias a pesar q la pancita nos pone mas sensibles y engreidas…
    les mando un beso, no dejen q nada los distraiga del milagro q les esta por ocurrir: VALENTINA
    un bsooooo

    Romina

    • Vane y yo tenemos una dinámica de muchísimo diálogo, conversamos sobre todo, y somos nuestros mejores amigos. Hasta cierto punto “nos leemos” creo. Así que sí, es muy sabia al reaccionar de la manera correcta, pero creo que también tenemos mucha suerte por la forma en la que nos comunicamos.

  4. De verdad que Seren es una “maestra zen” jajaja..q tal paciencia…yo ya le hubiera hecho la guerra a mi esposo apenas le viera el ceño fruncido…jaja! Nooo… mi esposito es muy bueno, me tiene haarta paciencia…yo soy muy regañona.

    • Lo es, jaja. Creo que la base de todo es simplemente pensar antes de decir nada. Lo peor que se puede hacer con una persona de mal humor es regañarlo por andar de mal humor, jaja, eso no logra nada de nada! 🙂

  5. Que lindo tu post, que linda forma de expresar lo que sientes.
    Es verdad que a veces las mujeres somos un poco pesadas y que nos gusta que nos den explicaciones, odiamos que nos ignoren y que lleguen de mal humor, pero a veces como bien hizo Vane, es bueno darles un espacio para que ustedes piensen, aunque a nosotras nos este costando muchísimo, es lo mas inteligente.
    Un beso y las mejores vibras

    • Sí! Es sin duda lo más inteligente. Yo sé que no es fácil, pero la verdad es que el mal humor a veces se quita con un chiste, con una sonrisa, con una tontería… y nunca con una renegada. 🙂

  6. Hola, he leído en un día todos tus post, y wow, de verdad que Seren tiene mucha suerte. Vas a ser un super papá, y a pesar de que no te conozco, siento que si, y te deseo lo mejor del universo, esa niña va a ser muy feliz. Saludos, Do.

    • Hola Doris, eres muy amable y tus palabras me hacen muy feliz. Para un papá primerizo como yo, no hay nada más bonito que el que te digan que serás un buen papá. Ojalá así sea. 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s