Paciencia

Hola gatita.

Sabes que cada vez que selecciono las fotos que usaré para estos posts, me derrito viéndote? Es muy gracioso darme cuenta lo mucho que te extraño, especialmente cuando aprovecho la hora de almuerzo del trabajo para escribirte. Ver tus fotos y saber que estás sonriendo en casa, hace que yo le sonría tontamente a la pantalla.

Hoy quiero confesarte algo. Y es algo que no es fácil de confesar y sobre lo que tuve que leer el fin de semana para asegurarme que estaba bien. El día de ayer me diste cólera.

Me dió cólera tener que pedirle a mamá que te lleve a casa de su mami para que pueda trabajar para una reunión temprano el día de hoy. Me dió cólera alejarte de mi, porque cuando estás cerca me es imposible concentrarme en algo más que en prestarte atención. Me dió cólera que llegaras a casa por la tarde y haber pasado un domingo sin ti, y me dió cólera que cuando llegues a casa, llores inconsolablemente por dos horas, a pesar de haberte cambiado, cargado, cantado y sobado la pancita.

Me dió cólera verte llorar de esa forma, y me dió cólera no saber calmarte de manera apropiada. Me dió cólera tener cólera, y me dió cólera no saber qué hacer con ella! Y tu llanto no me ayudaba a calmarme. Apreté la mandíbula y te canté, pero tu llanto no cesaba.

Hasta que cesó. Y me dió pena haber tenido cólera. Y me dió pena por un instante haber tenido un sentimiento negativo hacia ti. Y te vi dormida. Y abriste los ojos con mamá, sonreíste y volviste a dormir. Y me derrumbé por un instante. Y entendí que no iba a ser la primera vez que tendría cólera, ni sería la última. Y que toda mi vida había cambiado contigo.

Así que me puse a leer, porque ¿cómo era posible que me des cólera? Y me encontré con un artículo sobre una mamá que contaba su experiencia con la ira que uno puede experimentar a veces con las personas a las que más ama: sus hijos.

Y ella expone que quizás por la generación en la que vivimos, somos más propensos que nunca a encolerizarnos y a no saber reaccionar correctamente. Porque en generaciones anteriores, darle un palmazo a un niño no era malo, era parte de la educación. Porque callarle la boca a un pequeño preguntón no era una forma de minimizarlo, pero una forma de inculcarle respeto por los mayores. Porque la cólera era expresada.

Porque esta, nuestra generación, es la generación de la información. Porque ahora sabemos exactamente qué es lo que está bien, y qué es lo que está mal. Y que si somos de los padres que no leemos los libros de embarazo y paternidad, estamos mal. Si no estamos informados, estamos mal. Si no somos papás perfectos, estamos mal. Porque es muy fácil serlo. Porque todos los libros se llaman “Criando con amor”, “Cómo construir el autoestima de un niño amado”, “Haz que tu hijo se haga rico con abrazitos”. Y ningún libro se llama “Aprende a no explotar cuando te lloran en la oreja por 2 horas”.

Y que es esta presión, la de hacer las cosas bien, la que hace que si de alguna u otra forma sentimos en algún momento alguna clase de estrés o sentimiento “negativo”, lo internalicemos, y hagamos de él algo humillante y vergonzoso. Porque uno no debe enfadarse con su bebé, con su hijo o con su adolescente. Y así, lo cultivamos. Y nos destruye por dentro.

El artículo llega a la conclusión de que es imposible no estresarse, es imposible no enfadarse y en muchos casos, imposible evitarlo. Como cuando uno es adolescente y no resiste las ganas de discutir lo indiscutible con su madre. Aún cuando uno sabe que no existe forma de salir ganando en la discusión.

Llega a la conclusión de decirnos que es normal sentirnos así, y que no debemos auto-flagelarnos por eso. Y que más bien debemos como adultos responsabilizarnos por esos sentimientos, y hacer algo al respecto. Que si nos friega que nos lloren en el oído por 2 horas, antes de estallar, demos un paso al costado y nos tranquilicemos. Que reconozcamos que estamos bajo stress y aprendamos a manejarlo de la mejor forma. Porque somos adultos. Y es tu trabajo llorar, y el mío aguantarlo.

Creo que este fin de semana he aprendido una gran lección, mi gatita loca. He aprendido que no debo ser perfecto, y debo permitirme aceptar mis imperfecciones como padre, porque dentro del gran amor que te tengo, encontraré la manera para lidiar con ellas.

He aprendido que por sobre todas las cosas, nada me duele más que pensar en lastimarte de cualquier manera.

Y he aprendido, que mi amor mil veces más fuerte que cualquier acceso de cólera.

Te amo gatita.

Papá

43 pensamientos en “Paciencia

  1. Jose querido, te leo, te entiendo y sé muy bien lo que has pasado, y desde ahora te respondo. No, no será la única vez que te suceda, y eso que ella aún está chiquitita. Pero no veamos esta “parte” como algo mal, sino como aprendizaje, como vivencia, como experiencia. Nadie nació sabiendo cómo ser un buen padre (ni siquiera los tuyos ni los míos) solo déjate llevar por ese instinto amoroso de papá que tienes. Quién sabe, quizá, tu enana lloró por dos horas porque se sintió sin tus abrazos diarios y te extrañó mucho, no lo sabremos. Pero una cosa sí sé, eres una gran persona y por lo tanto sé que Vanessa y Valentina, personas quienes han confiado su amor ciegamente hacia ti sabrán que cada instante, cada acción que hagas, buena o “no tan buena” es llevando el corazón y tu amor por delante.
    Cariños amigo y sigamos aprendiendo a ser padres.

  2. Debería estar traduciendo pero no aguante y aquí estoy comentándote. Tengo un bebé de casi 6 meses y con él he aprendido a ser un poco más paciente. Al principio no fue fácil e incluso quisiera a veces echarme a llorar de la presión, estrés, e impotencia; pero tengo que respirar hondo y seguir adelante con esa vocecita que grita: ¡¡¡¡mamamamamamamamama!!!, lo amo cada día un poco más pero es ilógico pensar que solo eso albergará mi ser. He explotado unas 3 ó 4 veces con él y creo que cada de esas veces me han servido para tener más paciencia y entenderlo mejor. Cuida a esa gatita hermosa y no te sientas mal con todos esos sentimientos nuevo.

    http://laventanitadeluz.blogspot.com/

  3. Querido papa Palabras no eres un extraterrestre es normal sentir colera, stress y cansancio hasta nosotras las mamis lo sentimos la vida con hijos es hermosa pero no se tiene tiempo para nada y menos para UNO mismo. Nada es igual todo se transforma, hay Dias faciles y llenos de fotos y sonrisas y otros llenos de gases colicos, gritos , chanchitos q no Salen y llantos interminables y es normal perder paciencia y sentir colera con mezcla de Amor. Que hacer? Nose la solucion perecta pero yo: dejo a bb en Cuna, me voy al bano me mojo la cara respiro un minuto rezo a dios x paciencia y vuelvo a salir y si todo mejora. No existen padres perfectos, ni hijos perfectos pero eso es lo que hace que cada familia sea especial y diferente. Besos a Los tres

  4. Mr Dady, awwww me enternecio tu post y una vez mas me trajo recuerdos, mi pequeña Lu tuvo 3 episodios de los que describes pero fueron mas de 2 horas, recuerdo que el primero me lo banque sola y fueron 4 horas en las cuales nunca halle que hacer para calmarla la cambie, la cargue, le cante y baile pero no resulto nada, con decirte que los ultimos 45 minutos lloramos juntas, para la segunda llame desesperada a mi esposo y el salio corriendo de su chamba y no te engaño al decir que la nena apenas oyo la voz del papa se callo automaticamente eso produjo que mi hubby pensara que yo habia inventado todo para llamar su atención. El tercero lo hizo con él(no puedo negar que me senti aliviada porque se dio cuenta que no habia mentido sobre las dos situaciones anteriores y mas que todo porque no solo me paso a mi sino tambien a el). Optamos por consultarlo con el pediatra y lo que nos respondió nos dejo anonadados nos dijo que esa era una enfermedad del Alma….del ALMANAQUE que le da a la gran mayoria de los nenes y que no hay cura solo tecnica: pasearla, nunca cambiarla de posicion ni de mano solo cargarla y pasearla a un ritmo pausado y sobre todo con mucha calma que la bebe se tranquilizaria en cuanto nos sienta tranquilos y que iria pasando a medida que creciera por ello lo del almanaque, increible no? sobre todo porque lo que el dijo que no hicieramos era exactamente lo que habiamos intentado en todas las ocasiones. Desde ese dia se que se repitio pero nunca con la intensidad de antes porque ya sabiamos que era normal y lo que teniamos que hacer; solo tomarla en brazos y pasearla el tiempo que sea necesario. Te felicito el instruirte es lo mejor y se nota que eres un papa muy aplicado, sigue adelante y recuerda “No hay un camino para ser un padre perfecto, pero hay miles de ellos para llegar a ser un buen padre”. Bendiciones para ti, tu reyna y tu princesa.

    • GRACIAS Elena! Qué buena respuesta! Vamos a ponerla en práctica! Porque sabes, nosotros hacemos exactamente lo que menciones! Cuando se desespera, la cambiamos, la movemos, nos la pasamos, intentamos todo… cuando quizá lo único que necesitan es que la abracen, la paseen y la dejen tranquila.

      Qué buena!

      • Un placer poder ayudarlos y compartir la experiencia de los primerizos! UN FUERTE ABRAZO PARA LOS 3!

  5. Hola Jose me siento aliviada saber que yo no soy la única que pasa ´por esos momentos de colera y stress, mi bebé Francesca ya tiene casi 4 meses y como padres primerisos tratamos de aprender y tener paciencia sobre con nosotros mismos… pero toooodo es conpensado con las carcajadas de mi cachetona bella que cada día nos sorprende y nos alegra la vida.

    • Es increíble, no? Yo todavía me río cuando le cuento a mis amigos-no-padres lo que se siente que tu bebé sonría al verte, y me muero de risa cuando ellos asienten… y la verdad es que no tienen idea. De verdad sólo lo sabrán cuando lo experimenten. Gracias por tu comentario Luz! No estamos solos! 🙂

  6. Tan bella que es, …..yo creo que solo es cuestion de no desesperarse, si no estas tranquilo ella tampoco lo estará. Cuando mi bebito se pone lloroncito sufro con el y de solo pensar que tiene algo, aguna enfermedad , algun dolor, algo que no puedo calmar, me calmo y le tengo mucha paciencia lo paseo, le digo que ya va a pasar, aquí esta mamá, te amo…. El solo pensar que puede tener una enfermedad (gracias a Dios es sanito) , me da calma, porque si tuviera una enfermedad como Adrianito (www.ninomariposa.com) no tendria corazon para tener nadita de cólera. Supongo que es normal experimentar a veces algo desagradable pero no creo q tanto para explotar en cólera, estoy segura que gracias a la beba sabás manejar mejor tu carácter. Dios los bendiga

  7. Querido Jose, solamente paso por aqui para recordarte algo: eres muy bendecido con esa bebita preciosa y con esa esposa maravillosa. Las personas que Dios nos manda son nuestros “maestros”, sean del tamaño que sean, dependiendo de lo que tengamos como lección. No lo olvides, además de estar para compartir con nosotros el AMOR, están para reforzarnos siempre algo y esta vez creo que necesitabas aprender a “manejar las situaciones”, a “manejar o perfeccionar algo en tu caracter”. Me parece que aprendiste la lección muchacho, y con eso ya diste un paso adelante, te felicito, sigues creciendo como persona y como padre. ¡Feliz vida para ti y para tus seres amados! Un abrazo de oso.

  8. Agradece a Dios que tan prontito en tu vida de padre haz aprendido una lección importantíiiiiisima. Dime si no es una bendición! De aquí en adelante sabrás manejar esas situaciones difíciles!
    Cuando te leía me acordaba de un comercial de una pastilla para la migraña, de una mamá en la cama con malestar y el niñito alrededor “mami mami mami MAAAMI mami mami…” y cuando la mamá le dice “QUÉEEE” él le dice “Te quiero” y sale corriendo.
    Así es la vida. Somos imperfectos y las personas que amamos también lo son. Y pues nos equivocamos y luego nos arrepentimos. Pero lo importante es aprender.
    Dale un besito a tu enana linda de mi parte.
    Que tengas un maravilloso día 🙂

  9. Hola!!! Te cuento que tengo 2 bebes, la menor tiene 6 mesesitos, y si pues somos padres, somos humanos y tambien nos estresamos..lo que sentistes es muy normal, todo padre o madre lo ha pasado alguna vez…. pero ya aprendistes la leccion, una lección de amor.. asi que paciencia y buen humor y sobre todo “inteligencia emocional”. Tu nena estar preciosaaa!!! Un favor me podrias pasar a mi correo el artículo al que haces referencia o en tal indicarme como lo ubico por google? me pareció interesantisimo!!! gracias y saludos a tus dos V!! jajajaajaa!!!

  10. Hola, soy una lectora que nunca comenta. Soy casada, sin hijos, no porque no pueda tenerlos, sino que Siempre he sentido que no me gustan los ninos. Por algun motivo que desconozco hasta momento, siempre leo su blog.
    No deje de escribir.

    Paulie

    • Te cuento que hace unos dias que fui al pediatra mi bebe entro en una de esas crisis que no hay nada ni la leche que la calme, es mas ponerle el biberon de tanto llorar le generaba nauseas y me asustaba se ahogue, mi pediatra muy joven el y con tres hijas me miro sonrio y me pidio a mi gorda, se la di y ella seguia gritando como si le estuviesen haciendo algo es mas ya estaba morada, y yo llorando y desesperada. Pues bien el dr. Cogio a la bebe y la envolvio como un tamalito, luego abrio las piernas y la puso en el medio entre su ombligo y la ingley abrazandola, flexiono piernas y empezo a mecerla de lado a lado como si fuera un columpi ( izquierda, derecha) y con un sonido shuuuuuuuuuuu muy suave. No te miento menos de un minuto la bebe no solo dejo de llorar sino que quedo completamente dormida y yo con la quijada en el piso, y me acorde de tu post, y le pregunte porque? Me dijo algo tan sencillo como 2+2 =4, la bebe cuando estaba en tu barriga caminaba asi los ultimos 4 meses, y tu caminar la arrullaba x eso en el dia casi no la sentias cuando estabas ocupada, tu la arrullabas, acaba de salir hace dos meses, ese es su recuerdo mas feliz, ella lo extrana, esa seguridad y tranquilidad que le daba el calor de tu cuerpo, el movimiento de tu caminar, y el sonido sin voces solo el shuuuuu. Yo no podia creerlo, desde ese dia mi pediatra es mi super heroe x cierto. Y lo he puesto en practica y si funciona. Sobre todo si mi esposo se demora en hacer la mamila y nose como contenerla. Besos a valentina. Yael

      • Qué buena Yael! Lo voy a poner en práctica! Al final lo más importante es no perder la calma, y encontrar alternativas lógicas, jeje.

  11. Noo es que simplemente MORI con la foto q sales con tu nena en brazos Cuánta ternura Dios mio!, Y con tus posts, no hay nada que hacer, me estás haciendo ver lo que se nos viene..y lloré con el video de la canción, me imagino a mi esposo jugar con nuestra futura niña, niñita q está creciendo en mi vientre, ya voy x los 5 y 1/2 y pasó el medio kilo ya..estamos muy contentos e ilusionados, muchos besos para los 3.

    • Jaja, gracias Miriam! Disfruta muchísimo de tu embarazo! Es increíble como el corazón se prepara también para recibir a esa pequeña princesa. 🙂
      Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s