Cuando duermes

Cuando duermes princesa, todo es felicidad. Cuando duermes haces que todo parezca fácil. Cuando duermes bien, y despiertas con esa sonrisota que me mata, el mundo gira en la dirección correcta. Nos reímos juntos, y al ratito tu apetito hace que comas buenazo.  El sol sale, y el día es de colores brillantes.

Cuando no duermes… te caes de sueño, tienes hambre, y no satisfaces ni uno ni otro. Y cuando pasa eso, ni mamá ni papá duermen. El cielo se vuelve gris y las figuras lejanas se ven borrosas.

Felizmente pase lo que pase, eventualmente tú caerás dormida. Aunque sea con cara de asada. Aunque mamá y papá tengan que trabajar al día siguiente. Aunque el día siguiente sea lunes. Tú caes dormida.

¿Pero sabes qué? No importa, pequeña mariposa nocturna, porque tengamos sueño o no, de todas maneras tu carita nos hace sonreír. Y aunque hagas que a papá le ardan los ojos todo el día en la oficina, aun cuando tipea esto, se muere de risa por dentro de lo graciosa que eres. 

Gracias pequeña, porque haces que me muera de risa de la vida.

Estoy seguro que algo similar sienten los guionistas de esta serie, que acabamos de descubrir y con la que nos hemos recontra identificado:

Te amo pitufa loca!

Papá.

8 pensamientos en “Cuando duermes

  1. Jajajajajaaaaaaaaaa!! qué buena esa serie. Y es con Christina Applegate. Te cuento que también nosotros pasamos días así. Muertos de sueño o de cansancio y últimamente es más de cansancio porque María José está cada vez más activa, con ganas de caminar, de jugar, de preguntarte por algo señalando con su dedito y emitiendo un balbuceo que tratamos de adivinar qué es. Los bebés y los niños absorben todo. Son unas “esponjitas” demasiado inteligentes.
    El otro día en el supermercado me encontré con una amiga de la Universidad que es mamá de dos varoncitos, uno de 3 años y el otro de menos de 1 año. No sabes la alegría y emoción que sentí de poder conversar esos minutos con ella, contarnos cómo nos sentimos, cómo es la vida de papá y mamá cuando hay un o dos bebés en casa, cómo te cambian la vida estos seres maravillosos llamados hijos. Y todo eso mientras escogíamos las verduras y las frutas para la casa 🙂

    ¿Te has dado cuenta que desde el momento en que te conviertes en papá o mamá, lo eres para toda la vida? Porque así tu hijo (a) tenga 1 mes o 30 años, igual estarás tú ahí para saber cómo está, qué está haciendo, cómo le va, en qué puedes ayudar si algo le preocupa, dándole un consejo, extrañando el cariño a montones que le dabas cuando era pequeño (a), pasando momentos juntos… Wow… es INCREÍBLE y MÁGICO. Todo al mismo tiempo.

    • Me he dado cuenta Mildred! Y todavía me sorprende. Yo por eso le tomo mil y una fotos, porque sé que el tiempo pasa. Ha duplicado su peso en 2 meses!

  2. Waaaa, yo también pensé en la canción de Cómplices.
    Cuando duermes paras el tiempo
    y todo da igual
    aunque ahí fuera llueva o nieve
    eres como una revolución
    que conquista mi corazón

    :’)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s