Cuando me dices Adiós

IMG_1344Los lunes son días feos para mi. No porque sean lunes, o porque volver al trabajo me implique alguna clase de frustración laboral. No porque el stress de la planificación semanal me abrume, o porque simplemente me de flojera. Todo lo contrario, me encanta mi trabajo, una vez concentrado puedo pensar sólo en él por horas. Puedo dedicarle mi atención total y absoluta a un proyecto, y soy muy feliz cuando las ideas se hacen realidad. Me encanta mi chamba.

Mis lunes son feos por la misma razón por la que anhelo los viernes. No porque se termine una semana muy esforzada ni porque no pueda esperar para salir a divertirme con los amigos.

Mis viernes son mis favoritos porque al llegar a casa, puedo descansar sabiendo que el sábado, despertarás y jugaremos juntos todo el día. Porque sé que te encontraré dormida en la cama junto a mamá, y que puedo echarme a tu lado, sin que me sientas, acariciar la cabecita y los rulos que heredaste de mi y darte un beso despacito, para que no te despiertes.

Porque los sábados y domingos eres mía. Y nos divertimos tanto juntos! Mi corazón realmente se siente vivo a tu lado, somos cómplices de fin de semana. Y me la paso pegadito a ti y a mamá. Nos tiramos al suelo, aprendemos a gatear, comemos juntos, salimos al parque, o a visitar a alguien. Mi día termina a las 7 de la noche cuando caes rendida, y yo no puedo más. Y no hay nada mejor, ni cambiaría un minuto del día. Mi día empieza y termina contigo. Para ti.

Los lunes son pues, difíciles. Y me intriga pensar que todavía no comprendes que una semana está estructurada de cierta forma, y que no todos los días son iguales. Me mata despertar por la mañana, y verte sonreír y pensar que quizá crees que es sábado, cuando es martes o miércoles. ¿O será que te das cuenta?

Me entristece saber que no me verás hasta la mañana siguiente, pues de noche, ya estás dormida.

Hace unos días aprendiste a decir adiós. Levantas la manito con la palma abierta, y la sacudes al aire. Hasta te ríes! Y jugamos y nos decimos adiós. Y los sábados y domingos me parece un juego, hasta que me dices adiós los lunes. Porque sé que por 5 días, me verás 1 hora cada mañana. La semana pasada mamá y tú se despidieron de mi desde la puerta, y mientras me hacías adiós mamá dijo sin pensarlo “Hasta mañana papito!”. Las puertas del ascensor se cerraron y mi día se volvió gris. Sólo te vi una hora.

¿Cómo puede uno afrontar correctamente el tener que ir a trabajar cuando tiene tantas ganas de estar contigo? Ya tienes 7 meses y medio, y lo he venido haciendo sin problemas todo este tiempo. Pero estás creciendo tan rápido, y aprendiendo tanto, que cada día que pasa siento que me puedo estar perdiendo de algo.

IMG_1412Pero la vida es así. Y sé que trabajo por ti, y para ti. Y tengo mucha energía para hacerlo, porque las sonrisas que me regalas cada mañana las llevo conmigo todo el día. Y me permiten llegar al fin de semana listo para apachurrarte.

Ahora entiendo la necesidad tan imperativa de apachurrarnos siempre. Ahora entiendo que tú me das energía para salir adelante. Y entiendo que soy un poquito adicto a ti. Pero lo que se hereda no se hurta. día de la madre

 

Hija hermosa, pequeña pitufa bailarina, sé que ya aprendiste a decir adiós, y sé que es algo que te tuvimos que enseñar. Pero también me he dado cuenta, que nunca tuvimos que enseñarte a decir hola. Porque siempre que has abierto los ojos hemos estado ahí para ti. Así que me quedo con eso por esta semana. Abre los ojos cada mañana conmigo, princesa. Ciérralos cada noche con mamá. Pronto, cuando seas más grande, tendremos más tiempo por las noches. Por el momento me toca aprender de esta etapa.

Te amo. Y sigo odiando los lunes.

Papá.

24 pensamientos en “Cuando me dices Adiós

  1. Se me hizo un nudo en la garganta porque es justo por lo que pasamos todos o la mayoria de padres. Queremos un mejor futuro para ellos, y trabajamos tanto pero a este precio tan alto. Solo nos queda el vivo recuerdo de las sonrisas de nuestros hijos.

    • Sí pues… Es difícil saber que el tiempo se pasa volando, y sobrellevar la paradoja de trabajar por y para ellos, sabiendo que no los estamos disfrutando el tiempo que quisiéramos.

  2. La vida obrera moderna disfrazada de algo distinto pero con las mismas limitaciones que la vida del peon feudal y del obrero industrial . . . ganarse la vida perdiéndola a diario . . . paradoja grande.

  3. No te sientas tan mal, las pocas horas a la semana que los que trabajamos podemos pasar con nuestros hijos, se compensan con la calidad de tiempo que realmente les damos. Y acuerdate que todo ese trabajo que haces a parte de gustarte es por ella! 🙂 Yo que soy mama y papa a la vez te lo puedo decir con seguridad!

  4. Entiende que la semana tiene una estructura. Entiende que papito la adora y por eso, si se va todo ese tiempo 5 días, es por algo bueno. Y sabe que no hay problema, porque en la semana aprenderá muchas cosas que estará ansiosa de enseñártelas esos dos días que estás con ella y mamá.
    Y no sólo heredó tus rulos, sino la carita entera. No te extraña, porque no te ha perdido. Porque te tiene siempre. En cada rincón de la casa, en su naricita y sus orejitas, que son iguales a las de papá. Porque estás grabado y ocupando todo su pequeño gran corazón.

  5. Que lindas palabras.. me emociono mucho cada vez que leo este blog. Es muy lindo lo que haces por tu pequeña. Me hubiera gustado mucho tener un papi tan cariñoso y dedicado como lo eres con Valentina. Ella tiene mucha suerte y se que cuando crezca y lea todas estas cartas tan lindas estará muy contenta.
    Saludos.

  6. Buuu no puedo más llore….es más sigo llorando ahahaha….que emoción definitivamente tu esfuerzo y dedicación dará fruto y que felicidad que los fds sean solo para tu familia es lo mejor que les puedes brindar….como hubiese deseado tener un papa asi… buuu por eso tb lloro, pues nunca lo conoci ….. solo sé que todo ese amor que tengo dentro se lo daré a mis hijos y esposo… 🙂

    • Gracias Vicky, estoy seguro que precisamente por eso, tus hijos y esposo serán muy afortunados de tener a alguien que valora tanto el tiempo en familia. 🙂

  7. Fue por eso que dejé el hospital. No podía seguir perdiéndome el crecimiento de mi hijo. Quizás tuve que sacrificar un poquito de mi carrera, pero no me arrepiento. Es muy difiícil decir adiós. Y aunque no lo creas, van creciendo y es más difícil aún. Saludos y bendiciones para todos.

    • No se hace más fácil no? Para mi era más fácil cuando sabía que dormía gran parte del día. Ahora que sé que juega todo el día, que chivatea como loca y que está aprendiendo a gatear… se me hace muy difícil. Me imagino lo complicado que será cuando empiece a hablar!

  8. es uno de los blogs más bonitos y más llenos de amor
    que he leído en tiempo. siempre leo cada post.
    Siento que mi papá estuviera escribiendo esto.

    muy feeling.

    • Gracias! Sobre todo por leer cada post. Es raro, porque todo lo escribo para ella, pero los comentarios de los demás me ilusionan mucho, porque espero que ella realmente se sienta feliz cuando pueda leer sus propias cartas.

  9. Oh esta vez si que derrame unas lágrimas mientras te leía y otras mientras te escribo, reviviendo momentos q hoy son tan lejanos cuando vi a mi hija de la edad de la tuya diciéndome adiós en brazos de su Miss y tuve q voltearme para que ninguna me vea llorar, te entiendo y no es fácil ser padre o madre porque esas cosas son las q realmente te apachurran el alma, te acompaño porque se que ahora que Fernanda ya nació tendré que sentir esos dolores por partida doble pero como bien dices se trabaja por ellas y para ellas para nuestras hijitas. Gracias! hoy con toda la carga hormonal del post parto me sentía abrumada pero leerte fue un respiro…un pequeño momento de nostalgia que alimenta el corazón.

  10. Grande papá!!
    Ojalá todos los papis pudieran dar tiempo de calidad a sus hijos, el amor con el que escribes cada palabra realmente es contagiante hace que una no vea las horas de llegar a casa para abrazar y apachurrar a los suyos :)))
    Conocí muchos que al contrario buscaban un escape en sus trabajos, me parecían fuera de este mundo, extraños, raros… no sé, el solo imaginar no querer disfrutar de sus hijos, de cada gracia, mueca, risas, sus primeros “porque???” o el solo contemplarlos al dormir es lo máximo…. aishhh creo que quiero otro bebé jajajajajaja
    P.D Carita total de tu mami, pero sin duda alguna barbilla de mamá

  11. Da mucha pena cuando uno se va a trabajar. Yo veo a mi hijita en la mañanita, a veces no porque sigue durmiendo, y por las noches de regreso del trabajo un par de horas. Eso sí,los fines de semana son solo para ella, pero de vez en cuando me escapo de la oficina a la hora del almuerzo y la sorprendo, se alegra un montón. Cuando era más bebita si se ponía triste cuando me iba a la oficina, pero ya sabe que mami se va a trabajar y los fines de semana nos divertimos juntos con papi. Ahora se queda tranquilita y se despide levantando su manito y me dice tau, tau.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s