A 1 semana del día del Padre

baby chepisCuando pienso en mi papá, pienso en su cariño, en su fortaleza, en su lucha. Pienso en su solidez. Pienso en su humanidad. Siento que lo extraño, y que su figura me hace falta siempre. Pienso en la certeza que tengo de saber que siempre estará para ayudarme. Pero no pienso en su vida como Peter Muck. Porque para mi siempre, desde que nací, él ha sido mi papá. Nunca Peter. Siempre papá.

Ahora que soy padre, que he sido bendecido con la gran responsabilidad de cuidar de una pequeña persona, entiendo algunas cosas que nunca antes me pregunté. Entiendo que soy Jose Simón, antes que papá. Que ser José Simón me define en cierto modo, como papá. Que como José Simón, soy hijo antes de ser papá. Y también, que desde que soy papá, serlo me define ahora como persona. Ahora soy José Simón, papá. Y aprendí a ser papá, siendo hijo de mi papá.

Y eso me hace feliz. Porque soy papá por ti. Tú defines mi paternidad, como mamá define mi vida como esposo. Y de verdad eso me completa. Me hace sentir lleno. Cargado de responsabilidades maravillosas.

Cuando pienso en mi papá, aprendo de su cariño, aprendo de su fortaleza y de su lucha. Aprendo de su solidez. Aprendo de su humanidad. Aprendo a sentirlo cerca, y a saber estar presente. Aprendo a estar preparado a dar más ayuda de la que recibo.

Porque la lucha de ser padre, es la de sobrevivir en la vida caóticamente hermosa que nos has traído, pequeña mariposa. Y te juro que es la lucha más divertida, entretenida y maravillosa que existe.

Papa y ValentinaHace unos días almorcé con un amigo, que me dijo que no sabe si estará algún día preparado para asumir la paternidad. Que la carga de responsabilidades que eso conlleva, es simplemente abrumadora. Y… tiene razón. Ser padre (y ser madre, obviamente) trae consigo una carga de responsabilidades muy grande. Pero algo que sólo podemos entender los que ya somos papás, es que esas responsabilidades no pesan.

Porque querer darte lo mejor que podamos en este mundo, no es una carga. Es un anhelo. Protegerte del frío, no es un problema, es una necesidad. Alimentarte, es un placer. Verte llorar es un suplicio, y verte sonreír es la cosa más hermosa del mundo.

Ser papá es maravilloso. Caóticamente maravilloso. Y hace un año y unos días, desde que empecé este blog, he recorrido lo que significa prepararme para ser papá, y aprender a serlo. A tus casi 9 meses de edad, siento que recién lo estoy entendiendo. Y es que es cierto, esa frase de “Cuando seas papá, lo entenderás” es muy cierta.

Valentina gateando en huggies

Te amo pequeña loca. Amo que gatees con fuerza hacia mi. Que tu pañalito de Winnie the Pooh se bambolee de un lado a otro cuando quieras pararte para estirar tus brazos y me pidas que te cargue. Amo que me reclames “Babá babá babá!”. Amo que me ames.

Y amo saber que me das la fuerza para estar contigo siempre que lo necesites.

Como mi papá conmigo. Yo contigo.

Muero por ti.

Babá.

30 pensamientos en “A 1 semana del día del Padre

  1. Lindas palabras!
    Tu padre cuando las lea, estará tan feliz, porque tiene un hijo maravilloso y una nieta que es la locura!!

  2. Wow es que es una maravilla ser padre no? he recordado tantas cosas al leerte, me has emocionado, me has hecho revivir momentos. Gracias por compartir tus sentimientos. Dios te siga bendiciendo y que nunca termine tanto amor que tienes para compartir ¡eres puro corazón!. Ahhh Valentina es idéntica a ti ♥.

  3. Dicen que mucho de lo que somos es el producto de cuánto hicieron por nosotros nuestros padres (mamá y papá) cuando fuimos pequeños. Todo lo que vimos, sentimos, oímos y, en general, vivimos en nuestra infancia. Es muy lindo lo que has contado de la forma de ser de tu papá. A mí me da una alegría pero también una nostalgia grande cuando veo a mi mamá sonreír y besar a su nieta María José. La nostalgia es porque me la imagino así a mi abuelita conmigo, y porque me gusta pensar que algún día también cargaré y besaré a mis nietos. Ver la foto de tu papá cargándote me hizo pensar en ese algún día. El tiempo pasa volando, ahora Valentina tiene 9 meses, mañana será una niña asistiendo a su colegio, después una señorita terminando la universidad. Y así, sucesivamente, cada episodio de “la bebé” que siempre será para los padres, van ocurriendo y llenándonos de felicidad.

  4. QUE BONITO… ME ENCANTO ESTE PARRAFO: Porque querer darte lo mejor que podamos en este mundo, no es una carga. Es un anhelo. Protegerte del frío, no es un problema, es una necesidad. Alimentarte, es un placer. Verte llorar es un suplicio, y verte sonreír es la cosa más hermosa del mundo.. LO VOY A COPIAR EN MI MURO.. SALUDOS 🙂

  5. Me encanto este parrafo. “Porque querer darte lo mejor que podamos en este mundo, no es una carga. Es un anhelo. Protegerte del frío, no es un problema, es una necesidad. Alimentarte, es un placer. Verte llorar es un suplicio, y verte sonreír es la cosa más hermosa del mundo.” lo voyt a copiar en mi muro.. gracias

  6. muy lindo ,pero porfavor deja de escribir la palabra caóticamente esa que se puso d moda con unos pañales en el comercial de tv ,escribes muy bonito como para copiar palabras

      • Es muy cierto y Jime tiene razón. Tu vida se vuelve un maremoto de babitas, pañales, pañitos, medias miniatura, biberones y manchas. Se vuelve un caos. Y es la vida más hermosa. Así que más que copiarse… en realidad se trata de tomar prestada una frase que ha sido acuñada con mucha precisión. 🙂

  7. Hola acabo de ser mama, mi Sebas nacio hace dos semanas y me identifique bastante con este post. La responsabilidad de ser papa/mama no es una carga, es un placer!
    Que lindo blog, ojala sigas escribiendo bastante de tu experiencia con Valentina

  8. Hubo un “Pepe” antes que “mi papá”. Hubo un adolescente que decidió ser arquitecto para que las personas vivan mejor. Al que le gustaban las motos y los autos.
    Y ese “Pepe” es quien me enseñó a ser hija. A ser la pequeña mamá de mi papa. A ser amiga de mi papá. Y por él me sentí morir en vida cuando me peleé con él, porque esas pocas veces han sido los peores días de mi vida.
    Pero fui yo quien lo definió como papá. Quien lo nombro así. Él me dice que era yo muy pequeña, tenía meses. Cuando un día lo miré fijamente y dije “Papá”.
    Yo no sería quien soy sin él en mi vida, ni él sería quien es hoy sin mi en su vida.

    Gracias por hacerme acordar que cada día amo más a mi papá.
    :’)

  9. Gracias x escribir con el corazón , por compartir todo ese Amor que tienes por tu hija y por tu familia , y hacernos recordar que cada uno de nosotros somos así gracias al amor y cuidados de nuestros padres. Eres un gran papá tienes un corazón inmenso !!!

  10. Hermoso relato mi Jose querido. Ella te ama así tan pura y honestamente que siempre nos deslumbra. Ese es el poder de los hijos. Nuestros pequeños corazones. Que sigan siendo felices. Besos de nosotros 3 para ustedes 3 🙂

    • Increíble no? En el amor de pareja, podemos tener mil certezas, mil ideas, a veces dudas, temores, inseguridades. Pero el amor que un bebé te muestra en su sonrisa es absoluto. Eso es mágico.

  11. me encanta leerte, porque cuando leo lo que escribes me hace querer ser madre, me hace querer ser parte de una aventura como la que tú vives, es algo muy lindo y sé que Baby V te lo agradecerá de por vida.
    Inspiran mucho Jose Muck, el Jose Muck Padre y el Jose Muck hijo 🙂

  12. Wow tu primer día del padre con Valentina fuera de la pancita que loco no? Es como sui géneris pensar en lo que somos capaces de hacer por nuestros hijos sin sentirlo una obligación sino solo un acto de puro amor, recuerdo mucho una anécdota que siempre cuenta mi papo que dice que la noche cuando yo llegue recién a casa lloraba mucho y ya estaba alimentada y limpia y mi mami se desconcertó un poco pues no hallaba que hacer y mi papi tomo una manta y con la seguridad del mundo dijo “mi princesa tiene frío” me abrigo un poco más y automáticamente me tranquilice y lo cuenta con tanto orgullo que a mi me enternece muchísimo, ahora que viene a ver a Fernanda me besa la frente y me dice “pensar q yo te abrigue cuando estabas así de pequeñita….” Ay mi papi lo amo con el alma, porque para las mujeres nuestros padres son nuestro primer amor y el prototipo de esposo que deseamos tener. Feliz día por adelantado, que de seguro será un día para recordar!! Bendiciones….

    • Sí! Eso pasa mucho! En la primera noche con Valentina me pasó lo mismo. Empezó a llorar un poquito y estaba cambiadita, acababa de comer… la puse en mi pecho y se quedó dormida. Tenía frío. Jamás lo olvidaré. Y es cierto, es inolvidable, como bien lo demuestra tu papá.

      Mil gracias Elena! 🙂

  13. Los hijos escuchan el latido del corazón de los padres y cuando tienen algún malestar, ponerlos en el pecho, les da paz y alegría. No hay nada mejor para nuestros hijos, que escuchar el corazón de sus padres.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s