Creces, cambias, aprendes, imitas, creces.

IMG_1084

Desde antes de que nazcas compré una silla para comer. Compré la silla porque el libro que más consultaba durante la época me indicaba que a los 6 meses ibas a estar lista para probar tus primeras papillas. Así que la compré. No era padre aún, pero era comprador. Escogí, seleccioné, transaccioné, esperé, recogí y me traje la silla incluso del extranjero. Mentira, te la trajeron un par de amigos que viajaron a USA (tu tío Huguito para ser exacto) mientras en la alojó en su casa tu tío Marchena.

Desde antes de nacer, y hasta 6 meses después, no tuve idea de cómo sería verte comer. Siempre imaginé que sería una tarea tierna, pero nunca tuve realmente una idea real del trabajo que a veces podría significar.

IMG_4727 IMG_4599

Hubieron días en los que la alimentación fue brillante. Te encantó la papilla, te fascinó el color, te morías de hambre y te comiste todo lo que había en el plato. Y hubieron días en los que no, ninguna de las variables estuvo ahí para hacer de la experiencia algo placentero. El resultado, comida en tu pelo, en mi pelo, en el plato, la mesa, el piso y a veces el techo.

Y me encantó verte aprender a disfrutar cada uno de los sabores. Incluso verte desaprobar aquellos que simplemente no congeniaban contigo. Verte tirar todo al suelo, limpiar todas las manchas de comida (pensando en que las imposibles manchas que aparecen en los comerciales de detergentes debían ser causadas por niñas como tú), y saber que crecías. Crecías y comías, comías y crecías. Un invariable círculo virtuoso que sólo me hacía sonreír en cada visita al pediatra mientras me indicaba que estás en el límite superior de la curva de crecimiento. Verte comer me hacían recordar a veces experiencias como esta lluvia de comida!

Jane Goodall decía que el ser humano es el único ser con el don de la comunicación superior, y que como tal, encuentra una enorme ventaja frente a todas las demás especies al poder comunicarse a través del lenguaje, pues este permite que se transmita conocimiento a través de imágenes e ideas. Que no hace falta que las experiencias sucedan para lograr el aprendizaje, basta con contarlas. Es muy interesante que una “primatóloga” como Jane pueda haber concluido algo tan razonable, y que al mismo tiempo yo pueda verte aprender de manera tan intuitiva a comer. Porque es obvio que todavía no dominas una comunicación verbal fluida, pero tu capacidad de aprender cada día es impresionante. Primero con tus manos en tu propia silla…

IMG_0447

IMG_1410

IMG_4822

Y luego quejándote amargamente si no almorzábamos todos al mismo tiempo frente a ti. Pues no querías comer sin los demás. Querías ser parte del grupo. Querías mirarnos comer, y no querías comer algo distinto. No más papillas, querías comer de la olla. Del plato. De mi plato! Incluso, querías dejar de comer con las manos. Querías comer con cubiertos!

Tengo que confesar que tuve un poco de miedo al principio. Verte comer y embarrar todo al inicio era delicioso, y durante un tiempo pensé, “cómo vamos a hacer para que Valentina aprenda a comer con cubiertos?”… “mi mamá me va a matar si Valentina no aprende a comer con cubiertos!”. No tuve más que esperar que desees imitarnos en la mesa. Y no tuve que esperar mucho.

IMG_2949 IMG_2293 IMG_3501 IMG_3353Más allá de lo mucho que me fascina la capacidad ambidiestra que tienes para manejar los cubiertos (hace unos días estuviste en la clínica con suero en tu manito derecha, y te dedicaste a tomar agua en una cucharita usando tu mano izquierda con la más notable habilidad), me fascina verte crecer.

Aprendes y creces cada día. Hoy, pides cremas para ponerte en las piernas, como mamá lo hace. Pides que te pongan desodorante (y hacemos el gesto) porque ves que lo hacemos. Te cepillas los dientes con nosotros y lo haces solita. Nos imitas en cada uno de nuestros gestos, y ese efecto espejo me maravilla tanto, como recorrer mi álbum de fotos y darme cuenta que poco a poco dejas de ser esa bebita hermosa, esa pequeña Baby V para convertirte en Little Miss V. Una pequeña princesa. valentinalentes¿En qué momento pasó el tiempo? En qué momento dejaste las papillas para empezar a robarte mi canchita?

IMG_0577 IMG_0571

En qué momento este año y 6 meses se convirtieron en una declaración de independencia, donde me miras, sonríes, me dices “Tau tau papá”, agarras las llaves de la puerta y haces el ademán de irte? Creces demasiado rápido mi amor. Y yo no soy capaz todavía de sobrellevarlo con gracia.

Para mi, incluso ahora que (para la felicidad imagino de Jane Goodall) tenemos pequeñas conversaciones verbales (que principalmente implican órdenes tuyas como “mi tete!!!”), seguirás siendo por un buen tiempo todavía la pequeña que adorna el fondo de pantalla de mi celular. Esa pequeña cara de loca embarrada. Esa obra de arte que puedo llamar “princesa”.

IMG_2039

No crezcas tan rápido, ya? Te lo ruego.

Te amo.

Papá.

 

 

28 pensamientos en “Creces, cambias, aprendes, imitas, creces.

  1. Es increíble cómo ha pasado tan rápido el tiempo, pero sabes da una alegría inmensa verla crecer tan sana, tan viva, con tanto amor, qué felicidad para ustedes. Este post casi me derrite por completo, bello post.

    • Gracias Ana! En serio crece demasiado rápido. Es una frase cliché, pero como todos los clichés, qué ciertos pueden ser cuando te los encuentras!

  2. Es fantástica esta preciosa princesa!!!Usando los cubiertos y esforzándose tanto!!!le envío mi gran amor!!!Que mejor relicario, que la niña que tienes hijito amado!!

  3. Lindo poder ver cómo crece de la todavía baby V. Mi chiquitita está recién en esa etapa de las papillas y aprendo de cada experiencia de ustedes! Un beso! 😀

    • Qué bueno que podamos compartir eso Mónica! Si de algo podemos aprender de los papás primerizos como nosotros, es precisamente de las experiencias! Un beso y mucha suerte!

    • Gracias! Me pasa exactamente lo mismo. Ahora cuando la cargo durante el día se sacude para que la deje correr libre como el viento. Ya no es una bebita… es una loca con el pelo al viento. Pero sigue siendo maravilloso verlas crecer, no?

  4. HOla me encanta leerte y veo que tu niña es muy astuta dime en algun momento a ido alguan estimulacion o algo asi porque aprende muy rapido creo para su edad es muy despierta

    • Hola Danny! La verdad es que no la hemos llevado a ningún centro de estimulación. Todo lo hacemos en casa. Nuestro pediatra nos advirtió que si tenemos la posibilidad de hacerlo en casa, no tendríamos problema. Sin embargo ya se va acercando la edad para el nido…

      • La verdad es que ni idea tengo de como comentarte aquí, así que le di réplica a uno de tus comentarios. Encontré tu BLOG por casualidad y me llamó mucho la atención, ya que al igual que tú, soy padre de una niña que se llama Valentina, a quién le he estado escribiendo desde que nació! Que bueno saber que hay otros padres en esto! Te felicito ya que no son muchos los padres (varones) que hacemos estas cosas públicas, y tu hija amará esto cuando sea suficientemente grande para entender (al menos mi esposa me asegura de esto siempre). Hace casi un año empecé a escribir las cartas públicamente, una vez a la semana ya que estamos lejos de familia y estas historias de mi Valentina hacen a los familiares sentirla mas cerca. Ya me subscribí a tus escritos para saber que hace tu valentina en el otro lado de América. Saludos desde Panamá, Domingo. (p.d. si deseas darte una vuelta a conocer a mi valentina, estamos en miercolesconvalentina.blogspot.com).

      • Gracias Domingo! Qué lindo saber que somos más! Me sucede lo mismo, principalmente con mis padres, que viven en otro país, así que te entiendo perfectamente. Un beso a tu Valentina! Sigue escribiendo, será el mejor regalo. Un abrazo!

  5. Esta semana mi esposo y yo tuvimos esa misma sensación: en qué momento creciste tan rápido? cuando fue que dejaste de ser mi bebita para ser una nena con ganas de tanta independencia? Realmente es un sentimiento ambivalente el verlos crecer: duele y maravilla. Un fuerte abrazo para los tres!

    • Es loquísimo no? Por un lado me maravillo lo hermosa que es, lo independiente, y la tremenda personalidad que tiene… y por otro sólo quiero que entre en mis brazos y se quede dormida ahí! Jajaja

  6. Lindo post! Que no coma canchita sola!!! Me acaban de contar de una niña de 3 años que se atoró en un cumple comiendo canchita y se ahogó 😦

    • Hola Rebeca! No te preocupes, difícilmente come algo solita. Siempre tiene compañía y supervisión, y hasta ahora felizmente no hemos tenido ningún problema. Claro está, Valentina tiene todos sus dientes desde una muy temprana edad, así que mastica como loca.

  7. Q lindoooo, pero es parte de la vida del proceso de crecerrr y disfruto cada detalle de tu beba Valentina junto a Vane, que Dios siga colmando de felicidad y bendiciones a su bella familia 🙂

  8. Los niños crecen tan rapido…hace poco tuve a mi enano en mi panza y ya mañana cumple 6 añitos ….y ver a mi enana que ya come solita y ya va al nido….como dices es lindo verlos crecer y ser más independientes pero también duele a la vez…besitos para Little Miss V…te dejo el link de esta canción, dedicada para los que somos padres, bendiciones 🙂

    • Gracias por la canción! Linda!
      Duele… estoy pasando por eso en este momento, y es todo un desafío empezar a dejarlos libres, permitirles que experimenten el mundo poco a poco a través de sus propias experiencias. Pero es lo que toca, y sólo queda ser un guardián amoroso y un maestro cada minuto del día. Un beso!

  9. Awwww muy lindo el post, como todos los que escribes 🙂 pero como dices crecen tan rapido que no queda mas que fascinarse mañana como yo veras como su pequeñ@ herman@ querra salir corriendo solo por imitarla o querra comer unicamente lo que coma ella porque tu pequeña princesa se convertirá en la heroina de su hermanit@ y tu veras pasar con nostalgia estos bellos momentos. Un fuerte abrazo. 🙂

    • El hermanito! Ese es todo un tema! Estamos esperando que nos caiga del cielo un pequeño hermanito/a para Valentina pronto. Veremos, estoy seguro que será toda una experiencia!

  10. Leerte es recordar todo lo q sentí mientras Raffi crecía. Es una maravilla verlas crecer y que aprendan tantas cosas, es una pena saber que van siendo niñitas y no bebés.
    Pero ella sabrá siempre que, para ti Valentina será TU BEBÉ así tenga 100 años, lo será por siempre

    Besos de nosotros 3.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s