21 días para cambiar el mundo: Día 0

valentina lentes de sol

 

Princesa hermosa! Hoy es lunes, y como todos los lunes, tenemos la oportunidad de empezar algo nuevo. Este año, ha sido un gran año para nosotros. Un año de mucho trabajo, mucha inspiración, y sobre todo muchas oportunidades. Y desde hace un tiempo vengo pensando en un próximo proyecto para nosotros. Porque siento que le podemos escurrir todavía un poquito de vida a este 2014, y de paso iniciar el 2015 con muchísima energía y muchísima buena onda.

La semana pasada empecé a ver a unos niños en un restaurante con sus papás, y me causó algo de pena verlos tan pegados a sus celulares como a sus padres. Y luego de preguntarme ¿a qué edad se le da un celular a un niño?, me di cuenta que almorzaron cada uno a mucha prisa, como si tuvieran tanto que hacer (un domingo), como si la vida los apresurara de manera frenética. Mamá y papá bajaron sus teléfonos, se aseguraron que los hijos hayan almorzado algo, pagaron la cuenta y con las mismas dejaron el local. Con prisa, con el ceño fruncido, con stress. Todos. Incluso los niños que claramente querían seguir jugando en el celular.

Y algo me dice que será muy difícil escapar de ese momento cuando llegue. Porque no sé si tendrás un celular, o una pulsera electrónica, un reloj que te conecte con el mundo, o un arete cibernético donde recibas llamadas y mensajes. No lo sé. La tecnología avanza y avanza, y vivimos en un mundo cada vez más estresado y más rápido.

Así que me propuse algo. Me propuse cambiar el mundo. Y no empezar entonces, cuando quizás ya sea muy tarde para ti. Me propuse hacerlo ahora. Empezar hoy. Y hacerlo cada semana. Intentarlo al menos 1 día cada semana. Por 21 días, es decir, 21 semanas. Porque dicen que para adquirir un nuevo hábito hace falta repetirlo de forma consecutiva por 21 días. Y yo quiero adquirir el hábito de cambiar el mundo por ti, y contigo.

Eduardo Galeano solía decir: “Mucha gente pequeña, en lugares pequeños, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”. ¿Podremos cambiar el mundo juntos? No lo sé, pero esa no es excusa para no intentarlo.

Así que nuestro último proyecto del año será este:

21 días para cambiar el mundo

Valentina mordisco a mamá Valentina saca la lengua Valentina y mamá en Olive GardenEste año hemos re-descubierto que la familia es lo más importante del mundo. Que el tiempo juntos nunca es suficiente, que la diversión y la risa son las herramientas más importantes que tenemos para mantenernos unidos, y que el amor que nos tenemos debe siempre alimentarse con acciones, no sólo con palabras.

Este año he aprendido a cuidar mi salud, a “editar” lo que como, y así que podido bajar más de 20 kilos. He aprendido – principalmente de mamá –  que hacer deporte siempre que pueda te da más energía de la que te resta. Que el cuerpo es sólo un contenedor para el alma, pero que este contenedor tiene que estar en capacidad de corretearte, de bailar contigo, de cargar tus 16 kilos de pura sabrosura por horas, sin agotarse en extremo.

Porque es lo que más quiero en el mundo!

Veggie Pizza extracto verde mason jar Jose Simón Muck VillavicencioEste año hemos aprendido que es más sano escoger usar vidrio que llenarse de plásticos. Que los tuppers son un excelente almacenamiento, pero la comida sabe mejor si es almacenada en contenedores de vidrio. Que existe algo llamado #escogevidrio y que es una iniciativa súper bacán.

Que llenarnos de bolsas por todos lados puede parecer normal, pero no es ni lo más práctico, ni lo más saludable del mundo. Que nos hemos acostumbrado a celebrar la navidad con árboles de plástico.

Valentina mason jar

Este año estamos aprendiendo que vivimos en una ciudad en la que nunca caminamos. Ni para comprar el pan un domingo. Que vivimos subiéndonos y bajándonos de automóviles, cuando es tan rico estirar las piernas, y tratar de respirar aire limpio por las mañanas, más aun ahora que el sol ha empezado a asomarse por nuestro cielo.

Así que pondremos esos pequeños aprendizajes y algunos más en práctica. ¿Te parece, princesa?

Valentina bicicleta

 

Porque apenas tienes dos añitos y un mes y medio. Eres pequeña. Pero estás aprendiendo a vivir en el mundo de la forma en la que viven tus papás, porque vives a través nuestro. Así que antes de que llegues a la edad en la que el mundo te coma viva, en la que un celular dicte tu horario, tu destino o el stress se vuelva una brújula en tu día… antes de eso, quiero que aprendamos juntos a vivir.

¿Te parece bien, enana loca?

Valentina vestido matrimonio

Así que hoy, es nuestro día cero. El día en el que comenzamos este reto. El día en que decidimos que juntos, como familia, podemos hacer una pequeña diferencia. Y cada semana, te contaré sobre nuestro avance, por 21 días. Con suerte, y luego de ese tiempo, nos sentiremos orgullosos de haber logrado algo nuevo. Y con suerte, crecerás feliz en un mundo que se muere por hacernos trabajar sin dejarnos respirar, sin dejarnos jugar y sin permitirnos ver lo hermosa que es la vida si nos tomamos un respiro.

Te amo princesa! Y Alles Gute zum Geburtstag Onkel Moritz!

Valentina cumpleaños Moritz¿Cambiemos el mundo juntos, ya? No esperemos que alguien más lo haga por nosotros.
Te adoro!

Papá

 

 

 

22 pensamientos en “21 días para cambiar el mundo: Día 0

  1. Hermoso, para variar!!! Gracias Jose por compartirlo!! tu Nydia “Nuestas voluntades no se venden, nuestras convicciones no se negocian, nuestros ideales no se doblegan, nuestros derechos no se pisotean”

    ________________________________

  2. excelente iniciativa! Yo hace 3 años me propuse lo mismo cuando me volví vegetariana, te invito a que pruebes los lunes “sin carne” también es un movimiento fuerte y pajaza! Suerte en tu cruzada!

  3. Un esfuerzo lleno de éxitos!!te deseo lo mejor, y que esta cruzada por cambiar el mundo también vaya viento en popa!!!Viva esa energía. Estas guapisimo!!

      • pf si nos puedes ayudar con el dato de donde conseguir esos toma todos de vidrio con cañita o los hiciste tu o Vane ? (que capos!) pues hare una donación de desayuno saludable y necesito unos 60 de esos “toma todos” espero me ayudes,.
        Gracias!

  4. Me encanta tu iniciativa! Te felicito se te ve súper saludable hasta más joven. Hace tiempo que no entraba a leerte a ti y a Vane.. Valentina está hermosa se le ve muy feliz . Concuerdo contigo con eso que vivimos en una ciudad en la que nunca caminamos. Me mudé, no solo donde vivía era una zona donde para todo usan carro hasta para ir a la bodega..inclusive no hay veredas lo q me parecía peligrosísimo a la hora de salir a caminar..definitivamente una zona en la que hay que tener auto sí o sí.. pocos parques, y si iba con mi niña, éramos 2 gatos, no sé por qué no llevan a sus niños al parque… Ahora estoy en una zona rodeada de muchísimos parques juegos para niños, bodegas, centro comerciales, supermercado y mercados de barrio voy feliz a caminar y pasear, sobretodo hay veredas!!! 😀 parece algo bien simple pero no sabes cómo las extrañaba 🙂 Todos los días salgo con mi bebé 1 año 8 meses, tiene ya sus amiguitos, lo que más me gusta es que a muchos niños los llevan al parque a jugar, estoy aprovechando sus primeros años lo más que puedo

    • Gracias Angie! Qué importante es encontrar espacio para “vivir” con tus hijos, no? Es vital que compartan, se diviertan, crezcan lo más libres posible. Un beso!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s