21 días para cambiar el mundo: Día 1. Tienes más de lo que necesitas.

Valentina Sonríe

Esta es mi carta número 100 a ti, princesa, y por ti quise empezar esta serie de 21 actos para cambiar el mundo. La idea partió de una acción creativa que desarrolló Nicko Nogués llamado “Humanity: 21 días de bondad” en la que emulando un programa de training físico llamado Insanity, él proponía 21 días consecutivos llenos de acciones de bondad. Quienes estén interesados pueden echarle un ojo al plan completo aquí.

Así, inspirado en los 21 actos de bondad de Nicko, se me ocurrió que nosotros como familia debíamos iniciar 21 actos para cambiar el mundo, partiendo por nosotros como familia. Porque nosotros somos nuestro mundo, y si cambiamos nosotros, quizás seremos capaces de cambiar el mundo que nos rodea.

De esta forma, me puse a pensar en la mejor manera de empezar. Y mientras daba vueltas por nuestro departamento, me puse a pensar en todo lo que nos rodeaba. Lo lindo, lo no tan lindo, lo que ya no encuentra espacio, lo viejo. Me puse a ordenar la cocina, el comedor, la sala, nuestro dormitorio… A poner las cosas en su lugar.Cocina ordenadaSe me ocurrió poner todo en orden, limpiar las cosas en la cocina y poner finalmente nuestras especias en los distintos frasquitos de vidrio que tenemos, que las conservan mucho mejor y más frescas (recuerda, #escogevidrio), y mientras me ponía manos a la obra, y en muchos casos tiraba a la basura muchas cosas de la despensa que ya se habían vencido, me sentí mal. Pomos de vidrio

 

Me sentí mal, porque había llegado a evidenciar que compramos más de lo que consumimos. Incluso si compramos para abastecer nuestra despensa. No hemos logrado un balance entre compras y consumo, y dejamos que muchas cosas se vuelvan inservibles para el consumo humano. Y eso me chocó. Porque fueron a parar a la basura, y ni siquiera tuvimos el tino de donarlas o regalárlas a alguien que pudises beneficiarse de ellas. Y simplemente ya no era posible. Me pregunte, ¿qué otras cosas de nuestro hogar estaban siendo desperdiciadas?

Con eso en mente, ingresé a mi armario, y me puse a revisar una por una cada una de las prendas que se encontraban ahí guardadas. Esos eternos polos que no uso desde hace 5 años. Ese buzo del colegio que guardo con nostalgia. Esa camisa que alguna vez me regalaron y jamás usé, ni usaré. Ropa que se encontraba ahí, “venciéndose”. Y recordé algo que hizo mamá el año pasado, cuando participó en un evento llamado “De trapos corazón” donde limpió toda su ropa y se quedó sólo con lo que ella usaba realmente, donando todo lo demás a una buena causa. Y me pareció sensato. Sensible. Urgente.

Así que me puse manos a la obra, y me dediqué por varias horas a revisar cada cosa, y editar el armario, tratando de ser lo más honesto conmigo posible: Si no he usado algo en el último año, es momento de donarlo.

Fui llenando mi cama de ropa y consecuentemente, vaciando mi ropero. En el piso yacían decenas de colgadores de plástico como recordatorios inertes y tóxicos de nuestra necesidad de acumular y acumular. De la inercia del consumo.

ColgadoresA medida que iba siendo más y más honesto conmigo mismo, sentía que me liberaba mi corazón de capas de peso acumulado. Me sentía cada vez más ligero. Decidí no dejar de evaluar ni una de todas las prendas que poseo. Desde la más nueva zapatilla hasta el último calcetín.

Pasé por los ternos que adquirí en mi época corporativa, los cuales ya ni me quedan al haber bajado 22 kilos de peso. Por jeans de todas las tallas y tipos. Por zapatillas que dejé de lado porque me encamoté con unas nuevas. Recorrí cada una de las corbatas, las bonitas, las feas, y lamenté conservar un número inaudito de correas de todo formato para pantalones que nunca usé.

Finalmente y tras unas horas de dedicación, mi clóset se redujo a sólo lo que uso de forma frecuente. Es decir, al menos 1 vez al mes. Incluido un nuevo terno, que me queda bien. Todo lo demás, al carro a ser donado.

Ropa a donar Ropa a donar Cosas a donar Camioneta llena de donaciones

Tienes más de lo que necesitas, princesa. Créelo. En casa, somos muy afortunados. Mamá trabaja duro, y papá se saca el ancho también. Así, tienes todo lo que necesitas, y más. Además, tienes el cariño de toda tu familia, que está lista para prodigarte amor y satisfacer cualquier necesidad o capricho tuyo. Y eso está bien. Eso es normal. Hasta cierto punto, claro está.

Crecerás, si Dios quiere, con el pleno conocimiento de que todo lo que tienes, costó. Que las cosas no se compran con dinero. Se compran con esfuerzo y tiempo. Que cada centavo, tiene un valor real en horas de dedicación. Que un jean, costó algunos días de trabajo. Que una nueva bici, más días de trabajo. Que nada es regalado. Todo tiene un precio.

Y crecerás también sabiendo que no todo el mundo tiene la suerte de que su tiempo y su dedicación sea recompensada del mismo modo. Algunos, mueren por dedicar su tiempo y esfuerzo por dinero, y no consiguen ese trabajo. Otros, fueron llevados por caminos de la vida en la que las oportunidades son cada vez menores.

Sin embargo, es nuestro deber no vivir en una burbuja, y ser conscientes de que el mundo que nos rodea es nuestro. Y que es nuestra responsabilidad tratar de hacer de él un mejor lugar. Esto significa ayudar al prójimo cuando podamos. Porque la pregunta nunca será, ¿por qué ayudar?. La pregunta siempre será ¿Por qué NO ayudar? ¿Por qué NO dar una mano? Nos tomará algunas horas intentar esta limpieza de todo aquello que acumulamos y no nos sirve. Y terminaremos cansados por fuera, pero felices por dentro. Te lo aseguro. Lo sé de primera mano.

Agotado

Empecemos a cambiar el mundo, princesa, cambiando un poco nosotros. Aprendamos de nuestros errores, identifiquemos las oportunidades, y logremos ser la familia que queremos ser. No hacen falta actos enormes. Basta con cambiar un poco nosotros.

Te amo. Soy un papá orgulloso y feliz, y si así empezamos las primeras 100 cartas, espero que cuando lleguemos a las 200, seamos mejores personas, mejores papás, y tú seas todo lo que puedas llegar a ser.

Papá. Valentina Tobogán

 

P.D: Gracias a todos los amigos por sus brillantes ideas de a dónde donar todo lo que recogimos de casa! La camioneta está llena y ya tiene destino. Mil gracias!

26 pensamientos en “21 días para cambiar el mundo: Día 1. Tienes más de lo que necesitas.

  1. ¿y a dónde lo donaron? andamos haciendo lo mismo en mi casa, haciendo “baja policía” como lo llama mi mamá, y quiero enseñarle a mis chiquitines a hacer lo mismo, sobre todo al mayor (3.5 años), que si bien se viene Navidad, y se vienen regalos, Navidad no solo es regalos y también es importante compartir con las personas que tienen menos posibilidades. Y eso incluye, entre otros, donar los juguetes/ropa que ya no usamos. ¿Tienes el dato? De personas que realmente lo necesitan, lo usarán, y no se aprovecharán en revender? Gracias!!

  2. Hola! Me encanta tu idea y sobretodo la motivación detrás de la idea. Y es cierto, si tenemos mas de lo que necesitamos y si se siente liberador hacer la limpieza respectiva. Hacerlo enseña también a mas adelante tomar mejores decisiones, al comprar escogerás tu ropa con mas cuidado, lo mismo con los alimentos y en general con todo lo que pienses en algún momento comprar. Y gracias! por que así como tu te inspiraste por las ideas de alguien mas, alguien mas se esta inspirando gracias a ti!

    * Si es posible, por fa me podrías decir que sitios encontraste para donar?

  3. QUE GRANDIOSA IDEA!!! Hice lo mismo hace como 1 mes pero las bolsas nunca salieron de mi casa, no se a donde llevarlo, casi siempre llamaba a esas empresas que reciclan todo y van a recogerlo a tu casa pero no se cual será el final de todo lo que estoy donando, asi que ahora quisiera donarlo a gente que realmente lo necesite,,, si me puedes pasar el dato sería genial, me gustaria tambien ayudar! 🙂

  4. Nosotros hacemos lo mismo en casa, limpieza de primavera le llamo, bajo el lema “si no lo usaste en seis meses no lo vas ha usar” juntamos un montón de cosas de la familia, lo vamos dejando por acá y por allá, pero si tienes algún dato donde donar seria genial que lo compartas.

  5. Hola chepis! Hay algún correo deos e pueda contactarte? Desde mi teléfono no lo veo, quiero hacerte llegar un regalo que creo que te va a gustar mucho, y a tu enana también! (No te preocupes es eco-friendly 😉)

  6. Excelente iniciativa, lo pondré en práctica. Es cierto que llegamos al punto de acumular cosas que no necesitamos y que otros podrían darle buen uso.

  7. Gracias mi Jose, voy a hacer lo mismo, dame el dato de adónde donaste. Otra cosita, a tu mami le di mi cartita para los 15 de Valentina, si te acuerdas, pídele por favor para que la guardes. Muchos, muchos besitos!! tu Nydita “Nuestas voluntades no se venden, nuestras convicciones no se negocian, nuestros ideales no se doblegan, nuestros derechos no se pisotean”

    ________________________________

  8. Respecto de dónde donar. Personalmente algunas veces llevo ropa a la parroquia donde siempre las reciben para donar a donde van los misioneros o en último caso llamo a los traperos de emaus y vienen a recoger todo (ropa, libros, periódicos, zapatos, etc.) con su propio transporte. Eso les sirve para implementar aulas o nidos o guarderías en zonas humildes.

  9. Que lindas ideas de escribir unas cartas, recuerdos invalorables realmente y tambien de donar, me copiaré la idea de donar antes de esta navidad

    Para los que no saben donde donar, hace poco conocí al Padre Omar Sanchez, hace una obra increible con niños abandonados, es extraordinario…. dirige el albergue Asociacion de las bienaventuranzas
    Av. El Sol Mz. 13 U, Comité 16, Tablada de Lurín, Villa Maria del Triunfo
    295-2405 / 952064-314

    No se imaginan todo lo que hace por niños abandonados además con serios problemas de salud, pueden buscar en google maps

  10. Me encantò!!!
    yo tambien hago eso y es muy satisfactorio con los años.Domènica ahora tiene 5.. y ya es mas facil para ella desprenderse de juguetes peluches etc.Yo voy a la iglesia de v.astete y hasta chupete le regalan.. y a traperos Emaus lo mas grande…besos.sigue motivándonos y dándonos tan buenos consejos. Ya estoy empezando a cambiar todo x vidrio. Besos.

  11. Que lindo mensaje, yo hago lo mismo con mi closet una vez al año aunque debería hacerlo dos veces xq siempre q abro un cajón digo esto a fin de año se va, más honestidad en mi depuración. A veces es difícil dejar ir algo de nuestro lado, yo me tranquilizo diciendo alguien lo va a usar mejor q tu, y así me doy fuerzas. Es un excelente mensaje para los niños. Me recuerda que debo ir a las habitaciones de mis sobrinos para q hagan lo mismo con sus juguetes. Me dejas otra tarea… Revisar mi cocina y usar más vidrio

  12. Hola José, te felicito por lo que estas haciendo. En casa hicimos lo mismo en julio y pensamos hacer lo mismo en diciembre. Nosotros llamamos a traperos de emaus. Si tienes otra dirección en donde se pueda donar podrías avisarnos. Gracias y de nuevo felicitaciones a ti, Vanessa y por supuesto a Valentina.

  13. Manos a la obra, por amor a mi projimo por no ser tan egoista en tener en casa lo que ya no necesito ,pero que hay alguna personita que la recibira con mucho amor:).Gracias Chepis!!!

  14. Qué bonito mensaje, Chepis! Valentina está creciendo bella y con unos valores humanos muy grande. Los felicito!!!! Por si todavía te quedan cosillas para donar, te comento que una amiga mía está organizando una actividad navideña para el colegio de chicos especiales CEBE REVERENDA MADRE MARIANA CARRIGAN en Pamplona Alta. El evento será el domingo 21 de diciembre, podrías ir allá con tu familia y entregar directamente la donación o contactar con Lucero Gallo, organizadora del evento, para que ella recoja las cositas y las lleve. Te dejo el link del evento.

    https://www.facebook.com/events/797281376998047/?ref_dashboard_filter=upcoming&sid_reminder=1520280812031836160

    Saludos!!!

  15. Emocionadísima con tu avance!! lo de Emaus es cierto, yo he donado muebles, son super responsables, vienen en fecha y hora acordada y aceptan de todo son un hit!!

    Gracias Chepis!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s