21 días para cambiar el mundo: Día 2. El mundo necesita más verde

Valentina Tambo del Inka

Pequeña ratona silvestre! El día de hoy nos encontramos de viaje, en Urubamba – Cusco,  visitando a tus primos, a tu tía Rox y a tu tío Rene.

Aprovechando que nos encontramos en el campo, respirando aire puro y disfrutando de desintoxicarnos un poco del stress de vivir en la ciudad, de no tener que lidiar con mayor tráfico que el de algunas vacas cruzando la carretera y de gozar de comer rico y sano, se nos ocurrió una idea para nuestro 2ndo día para cambiar el mundo. Sembremos árboles!

Vivimos en Lima, una ciudad cuyo clima nos regala 9 meses de cielo gris, y un verano muy caluroso. Una ciudad donde cada vez es más difícil encontrar parques y donde nuevos edificios te sorprenden en cada cuadra. Una ciudad que definitivamente se beneficiaría de tener un arbolito más de vez en cuando. Para purificar el aire, para llenarla vista de verde, para que algún niño pueda trepar por sus ramas y jugar. Y aunque no estemos en Lima, el acto simbólico de sembrar un árbol es algo que todos podemos emular para tratar de cambiar el mundo. Ya en la capital, lo haremos otra vez.

Partimos a mediodía con tus tíos y tus primos rumbo a un santuario animal para que conozcas distintos animales protegidos, y para hacer un rico picnic fuera del pueblo. Tu tía Rox se lució con su ensalada de fideos y llevamos algo de tomar y de picotear para el camino, además para festejar que estábamos juntos después de un buen tiempo. Recuerda, la comida y la bebida siempre es más rica si uno #escogevidrio siempre que puede 🙂 Picnic Escoge VidrioTras almorzar y jugar a que eres una princesa y cantar tu versión número 18,743 de “Libre soy” de Frozen, nos pusimos rumbo a buscar un lugar en el camino donde poder sembrar nuestros arbolitos, no sin antes jugar y disfrutar el uno del otro lo más que se puede. No sabes lo feliz que eres jugando con tus primos! Tus piernitas llenas de raspones son testigo de que eres una guerrera loca y feliz! Valentina Princesa Cusqueña

Valentina y PapáValentina y mamáEscogimos sembrar 3 arbolitos distintos. Que cada uno tenga un significado especial, o que represente algo para nosotros. Y naturalmente, como no tendríamos la oportunidad directa de cuidar de ellos de forma frecuente, tenían que ser 3 arbolitos que se integren con la naturaleza de forma orgánica, que no requieran mayor fuente de riego que la lluvia, y que puedan crecer sin llamar la atención, hasta que sean grandes!

Decidimos sembrar en primer lugar un Nogal. Un árbol grande y fuerte en el cual cualquier niño pueda trepar, que de una linda sombra y que represente la fortaleza de nuestra familia. Que como este arbolito es joven, pero sueña con ser grande, fuerte, y con crecer siempre mirando al sol.

En segundo lugar decidimos sembrar un árbol de Mora. Un arbolito que se llene de frutos que llenen de alegría a quienes pasen por ahí. Un arbolito que divierta, que alimente, que sea fuente de alegría. Como lo eres tú para nosotros.

FInalmente, decidimos sembrar un árbol conocido como Pisonay. Un árbol ya integrado con la zona, traído originalmente por los jesuitas. Algunos en el centro de Urubamba tienen más de 300 años, y son árboles orgullosos, frondosos, y llenos de historia. Un árbol que represente nuestro futuro.

3 arbolitos que podamos venir a visitar cada vez que vengamos a Urubamba, para recordar que siempre se puede hacer algo aunque sea simbólico para tratar de cambiar el mundo. 3 arbolitos que simbolicen nuestro compromiso como familia.

Encontramos un espacio cerca a la carretera que no invada ninguna propiedad privada, y dejando el espacio suficiente entre árbol y árbol, nos pusimos manos a la obra. Todos y cada uno de nosotros, desde tus primos hasta mamá.Haciendo el huecoSerendipity sembrando Nogal

Papá haciendo el hueco Papá y Valentina sembrando Valentina sembrando Valentina y mamá sembrandoPrincesa sembradora, ayer fue un día muy especial para nosotros. Pudimos entrar en mayor contacto con la naturaleza, y logramos dejar una pequeña huella de nuestro paso por ella, contribuyendo un poquito más a que nuestro mundo sea un poquito más verde.

Creo que esto es algo que podríamos hacer juntos a donde sea que vayamos. ¿Qué opinas? Estás dispuesta a sembrar un arbolito a cada lugar al que viajemos? En principio, nos queda la tarea de ahora hacerlo en casa.

Te amamos princesa, eres lo mejor de nosotros, y haces que tratemos de ser lo mejor que podemos ser, por y para ti.

Papá.

Papá, Mamá y Valentina

 

 

 

 

8 pensamientos en “21 días para cambiar el mundo: Día 2. El mundo necesita más verde

  1. Que genial Chepis, excelente viaje de relax alejado de la monotonia de la cuidad y que mejor forma de hacerlo que en un lugar despejado y libre de problemas. Lo mejor de todo es que estas compartiendo tiempo con tu familia y eso es lo que mas vale. Lo de sembrar arbolitos es un plus y dice mucho de ustedes, un fuerte abrazo a la distancia y ya nos veremos pronto.

  2. Me encantó. En casa tenemos un mini huerto, mi esposo es quien más ama las plantas y queremos trasmitirlo a nuestro hijo. Excelente iniciativa 😉

    Pd: Vane elegante hasta cuando siembra árboles.

    Luz

  3. Como siempre conmovedor y edificante, gracias por compartirlo mi Jose.Te quiero mucho!!tuNydi “Nuestas voluntades no se venden, nuestras convicciones no se negocian, nuestros ideales no se doblegan, nuestros derechos no se pisotean”  

  4. Adicional a ello, consulto si lo de plantar un arbolito lo viste con algún especialista que nos de luces de donde podemos (por ejemplo ) plantar y que tipo de planta podemos sembrar ?, es decir me parece super inteligente plantar árboles que sepas que se van a integrar a su entorno (de acuerdo a la misma capacidad de la planta/árbol), entao quisiera saber si hay algún profesional/institución que podamos consultar o consultaste para hacer lo mismo, por ejemplo en el Sur – Cañete (Se me ocurre)… gracias por todo tu aporte!

  5. Que lindo!! creo que si hacemos eso todos podemos hacer que nuestro mundo sea más bonito y mas natural, hermoso y emocionante, me encanto la última foto Valentina sale super divertida.

  6. Cada vez que leo un post tuyo me deja una sensación tan gratificante, cómo un hijo puede generar tantos sentimientos positivos, cambios que benefician no sólo a los padres sino a todo su alrededor. Como siempre Chepis un post genial e inspirador. Gracias por compartirlo.

  7. ¿Te has dado cuenta que todas las enanas están encantadas por Frozen? Siempre escucho una o varias vocecitas cantando “Libre soooooy, libre sOOooy!”.

    Sembrar árboles es hermoso. Pero hay otra tarea y otra lección. Debes cuidar y regar el arbolito. Como todo lo que queremos en esta vida. Ahora las nuevas generaciones son muy inmediatistas. Necesitan aprender paciencia y saber que hay cosas que requieren tiempo y trabajo continuo, y no desistir porque los frutos llegarán.

    🙂

    PD: Y si hacemos un muñeco?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s