Paréntesis Navideño parte 1: Mermelada y Galletas

IMG_7299Hola mi pequeño elfo navideño! Mi princesa cocinera! Este fin de semana nos quedamos juntitititos en casa porque mamá viajó con sus amigas del cole a Máncora para celebrar su aniversario de promoción – qué envidia! – así que nosotros aprovechamos para hacer un montón de cositas, así que su viaje se convirtió en un paréntesis Navideño para nosotros, fuera de nuestra rutina habitual.

Como eres una pequeña muy enérgica, tuve que planificar con cuidado cada una de las actividades del fin de semana, porque la idea de pasarla metidos en cama viendo tele, no es una opción para ninguno de los dos (al menos por ahora). Y como estamos tan cerquita a Navidad, decidimos entre otras cosas, preparar dos cosas: Mermelada y galletas de jengibre.

Verás, uno de tus dibujos favoritos se llama “Masha y el Oso” – originalmente un dibujo ruso llamado Маша и Медведь –  y nosotros lo vemos casi todos los días a las 7am mientras mamá y papá se alistan para ir a trabajar. Mamá dice que tú eres Masha y yo el Oso. Yo muero de risa con cada travesura de Masha, y de hecho tienes algo de ella cuando te pones Terriblina.

En uno de los capítulos, Masha se dedica a preparar mermelada para el Oso, y canta una canción que se me queda siempre metida en la cabeza y termino silbando todo el día. Es justo uno de tus capítulos favoritos, porque amas cocinar y porque adoras pararte en mitad del capítulo a bailar y cantar la canción.

Así que decidimos preparar juntos mermelada casera, fresquita, y regalársela a tus abuelos, un frasco para la casa del Abu, y otra para la casa del Opa. Nos levantamos temprano, nos bañamos, te peiné, te cambié y listos nos fuimos a desayunar con Jose Daniel y Alexia, para luego ir a comprar lo necesario para nuestra mermelada y nuestras galletas de Jengibre.

Decidimos juntos (en realidad fue más tu decisión que la mía) preparar mermelada de frutos rojos. frutos rojos mermeladaAsí que nos hicimos de moras, frambuesas, blueberries y fresas y unos cuantos frascos lindos de vidrio (porque no podía ser de otra forma, #escogevidrio) y regresamos a casa para preparar nuestra mermelada (ves? Ya estoy tarareando la canción de Masha mientras escribo).

Sabes? Me fascina verte tan concentrata con las tareas de la cocina. Guiarte, ayudarte, y dejarte experimentar es increíble. Darme cuenta que eres más inteligente de lo que uno podría imaginar, y que entiendes todo a la perfección me hace tan consciente del paso del tiempo y de que cada vez eres menos una bebé para ser una niña preciosa.

Utilizamos una parte de la fruta para preparar un zumo, y el resto prácticamente entera para darle textura a la mermelada. Todo a la olla con azúcar, y a mover y esperar.

preparando mermelada

Un par de horas después, tarán! Mermelada de frutos rojos delicioooosa, sin preservantes, sin químicos ni nada parecido, hecha por tus manitas hermosas y lista para ser untada en alguna tostada.

Mermelada de Valentina

 

Acto seguido nos pusimos manos a la obra con las galletas de jengibre. Utilizamos la receta de tu tía Paloma, porque si vamos a preparar galletas necesitábamos una receta de garantía, y como confiamos en la infalibilidad de Miss Cupcakes, usamos su receta.

Integramos todos los ingredientes de acuerdo a sus instrucciones, y tras dejar descansar la masa por una hora y dedicarnos a armar un trencito bajo el árbol de Navidad, nos remangamos y estiramos la masa para proceder a cortar y hornear.

batiendo ingredientes galletas de jengibreEres una trome con el rodillo! Son esas pequeñas cosas las que me asombran cada día. Creces, creces y no dejas de crecer. Adquieres habilidades con solo imitarnos. Aprendes de forma intuitiva. Me tienes totalmente embobado con lo capa que eres!

Valentina amasando galletas Valentina cortando galletas de jengibreValentina cortando galletas

Tus primos Nico y Gabriel llegaron a visitarnos junto a tu tía Karla, y junto a ellos empezamos a armar también una linda casita de Jengibre, donde puedan vivir todos los hombrecitos de jengibre que armaste. Poco a poco las galletas iban saliendo del horno, y mientras probabas algunas y preparabas otras, se nos pasó el día rápidamente.

Galletas de Jengibre de ValentinaValentina y la casa de jengibre Casa de JengibreLa noche nos agarró por sorpresa y nunca terminamos de decorar, ni la casita ni las galletas, así que hemos decidido hacerlo entre este jueves y este viernes, que estaré en casa contigo por vacaciones. ¿Además, mamá ya está de vuelta, y qué cosa más rica que compartir con ella la decoración? Además podemos hornear muchas galletas más! Ahora que eres una experta, seguro nos toma la mitad del tiempo.

Finalmente terminamos con tres frascos y un poco más llenos de mermelada deliciosa, y un buen lote de galletas para decorar. Pero sobre todo, terminamos agotados y felices de saber pasar el día juntos. De poder encontrar tiempo para hacer cosas. Para sonreir. Para hacernos felices. Espero que eso nunca cambie, pequeña muñeca horneadora. Porque no quiero dejar de maravillarme contigo nunca, y estoy seguro que así será.Valentina en la cocina

Te amo,

Papá.

P.D: Nos espera el reto de la decoración! No tengo idea de cómo lo haremos, pero juntos lo vamos a lograr!

 

 

 

 

22 pensamientos en “Paréntesis Navideño parte 1: Mermelada y Galletas

  1. José me encantaaaa!!…. dónde consigues los frascos de vidrio de ese tipo?? me cuentas!… un abrazo… feliz navidad para ti Seren y Valen!

  2. Awww q lindo que pases tiempo con Valentinaa!!
    Mis mejores recuerdos de niña fueron siempre a lado de mi Papiii ♥
    Es un lazo irompiblee, ya tengo 27 y somos complices de todo hasta ahoraaa…
    es mi heroe 🙂

  3. Que lindo que puedas compartir ese tipo de actividades con Valentina, oajlá algún día los pueda conocer como a Vane, que la vi en el showroom que hizo en Miss Cupcakes. Un favor enorme podrías compartir la receta de la mermelada y las galletitas, te lo agradecerè un montón.

  4. Qué rico! Yo quiero! Una de las cosas que se extraña de vivir sola es decidir sobre tu cocina. Eso es maravilloso. Lo terrible es cuando no tienes todo el tiempo de gozarla como quisieras.

    Sabes, creo que deberían sortear entre los lectores del blog un pote de mermelada… jajaja. Es que se ve taaaan buena!

    • Es cierto. Felizmente las fiestas son la época ideal para retomar la cocina, disfrutarla en grupo, y comer rico! Jajaja, no creo que sorteemos… pero vale la idea! 😀

  5. Gracias mi Jose por compartir!! “Nuestas voluntades no se venden, nuestras convicciones no se negocian, nuestros ideales no se doblegan, nuestros derechos no se pisotean”  

  6. lindo jose pero dinos donde podemos encontrar esos frascos lindos que utilizas y el tomatodo de vidrio que vi en una de las fotos que le tomaste a Valentina, porfis

    • Hola Jjanet, los fracos son de Tottus, nada fuera de lo común! Es cuestión de buscar. 🙂
      El mason jar que mencionas es de una tienda de diseño cuyo nombre nunca recuerdo, pero está en el 2ndo piso del CC El Polo 2.

  7. Estos son los recuerdos que no se borran y te ayudan a modelar la persona que finalmente serás. Y cuando se convierte en tradición se vuelve más suyo que nunca. Tengo este tipo de recuerdos con mi papá para escribir un libro. Sigue regalandole a Valentina tu tiempo y dedicación y vas a ver como un día ella va a contar orgullosa todas sus anécdotas. Nada le va a llenar más el corazón.

  8. Pingback: La mesa está servida: Vainilla Pound Cake | La Vida de Serendipity

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s