Febrero, Marzo, Abril

Hasta ahora no tengo idea cuándo será el momento en que empieces a leer estas cartas, pequeña princesa. Sin embargo puedo imaginar, que si el mundo sigue como está, seguramente podrás entender la vorágine en la que vivimos, el vértigo con el que el mundo se conduce, la velocidad inherente a cada cosa que hacemos… la dificultad que representa tomarse una pausa y mirar con calma lo que estamos haciendo. Y quizás para ti incluso estos tiempos sean “calmados” con respecto a los tuyos. Como lo fueron para mi los tiempos de mis padres.

Con esto, sólo quería decirte que se me ha pasado la vida entre la última carta que te escribí y hoy. En parte porque el tiempo ha sido poco, y en gran parte porque hemos estado ocupados viviendo, lo bueno y lo malo, de lo que nos regala esta loca vida nuestra.

En primer lugar porque pasamos por esto:

Elchepis en la clínicaUna cirugía no tan de último minuto, pero que corrigió un problema en mi columna que venía teniendo hacía un tiempo y que me hacía sufrir bastante. Entre el dolor, la cirugía, la recuperación, pasaron varias semanas en las que fue difícil hacer todo lo que siempre he amado hacer contigo. Sin embargo todo salió bien, y aunque lo más difícil fue estar sin ti por una semana en la clínica, verte cuando me fuiste a visitar hizo que me recupere casi inmediatamente y que no quiera hacer otra cosa que salir de ahí para volver a estar a tu lado. Valentina me visita en la clínica

Tienes el poder mágico de sanar mis heridas más profundas con tus abrazos y tu sonrisa.

Casi al mismo tiempo en el que salí de la clínica, tú empezabas tus clases en el nido. El inicio de una nueva etapa que cambia radicalmente nuestra vida, ya que añade a tu día una nueva estructura, nuevas obligaciones por nuestro lado – ayudar tu aprendizaje del alemán, que es el idioma que te enseñan en el nido – y sobre todo la inevitable sensación de que el tiempo se nos escapa de las manos y tú sigues avanzando en la vida.

Valentina primer día en el nidoTe mentiría si te digo que fue fácil para ti. No lo fue. Nos tomaste de la mano con mucha fuerza y nos nos quisiste soltar ni dejar ir. Querías que nos quedemos contigo en el nido, que no nos vayamos. Cada día llorabas un poco al saber que irías a clases. Dejarte ahí, honestamente, me rompía el corazón un poco cada mañana. Tienes solo 2 años y medio! En mi corazón sentía que estaba haciendo algo mal, pero en mi mente sabía que era lo que había que hacer. Es muy difícil tomar decisiones que te parten por la mitad. Odio verte infeliz. Aunque esa pequeña infelicidad solo haya sido parte del proceso.

Valentina en el nido

 

El llanto de cada mañana para ir al nido, ya se ha terminado. Hoy te dejo en la puerta del mismo, me das un beso, dices “Tschüs Papi!” y entras corriendo feliz. Sabes que jugarás, que cantarás canciones en alemán, que comerás una rica y sana lonchera y sobre todo que tienes Viele Freunde. Te hacía tanta falta tener amiguitos desde la partida de tus primos… y saber que ahora juegas todos los días con otros niños de tu edad me alegra muchísimo! Porque AMAS jugar con otros niños, y claro, hasta hace poco con tus primos en Urubamba y tú en Lima, no tenías mayores chances de tener amiguitos fuera de nuestro pequeño vecino con el que jugabas desde que eras una pequeña bebé.

Felizmente llegó Aitana a tu vida! Tu pequeña primita que ahora es una bebé se convertirá en tu compinche, en tu hermana, y ya verás que en los próximos años serán uña y mugre. Me encanta que tu vida se esté llenando de esas grandes alegrías amor. ¿Qué más puede pedir un padre para su hija que rodearla de alegría?

El nido trajo consigo el inicio del proceso de selección de colegio y postulación al mismo. Para nosotros, existió desde un principio una única opción de colegio para ti. Y saber que no tenemos un plan B o C siempre me ha asustado un poco. Sin embargo -aun no tenemos los resultados del proceso de admisión- espero que nuestro esfuerzo rinda frutos y que te acepten. Mamá y papá hicieron todo el papeleo del mundo, armaron toda la carpeta necesaria y asistieron a la entrevista de padres tratando de demostrar lo que somos: padres sumamente comprometidos contigo, con tu educación, tu crecimiento, tu felicidad.

El Chepis y SerendipityComo siempre decimos, sólo podemos dar de nosotros lo mejor que podamos. Si eso no es suficiente, pues no tenemos nada de que arrepentirnos. Luchamos con las armas que tenemos, y luego luchamos un poco más. Ojalá sea suficiente para que tengas todas las herramientas que necesites para tus propias luchas en el futuro. ¡Qué difícil y estresante es todo el proceso escolar! Espero que en el futuro, cuando te toque a ti pasar por esto, todo te sea más fácil. Es mi sueño en general, y me imagino un sueño que comparten todos los papás, que tu viaje sea más fácil que el nuestro.

Salí de la clínica el 7 de Marzo, a una semana del cumple de mami, y aunque estaba todavía en recuperación y pasaba muy poco tiempo de pie, decidimos que el poco tiempo que iba a estar parado, iba a ser para preparar la torta de cumple de mami. Juntos, obvio. Cocinar es nuestro placer!

Valentina cocinandoCocinar y claro, las consecuencias de nuestra cocina! Como meter el dedito en la turta de chuculate! O preparar la parrilla que mami quiso para su santo.

Valentina metiendo dedo a la torta de chocolateBrochetas de salmón

Sabes una cosa? Me encanta la relación que tenemos con la cocina, con la comida y en general con verte comer. Será que es una delicia generalizada para todos los papás ver a sus hijos comer? Desde cebiche hasta helados, verte comer me llena de alegría, saber que tienes apetito por la vida, que te encanta probar nuevas cosas, que no eres difícil pero algo sibarita en todo caso. Verte crecer, fuerte, con esa sonrisa hermosa en el rostro. ¿Qué más puedo pedir?

Valentina comiendo hamburguesasValentina comiendo pancakesValentina comiendo cebicheValentina y mamáSólo puedo pedir que así como comes de todo, aprendas conmigo a comer de forma saludable (aunque las fotos sean más chatarreras que de costumbre – ojo que las hamburguesas y papas son preparadas en casa-). Hacemos el trabajo por inculcarte la parte saludable involucrándote en la cocina, en la preparación de las cosas, dándote un rol que siempre incluye encargarte de echarle un “popitito di sal” a las cosas.

Valentina en la cocinaIMG_8368Mi chiquitita… han sido un par de meses llenos de cosas. Por mi lado, casi tuve que aprender a caminar nuevamente, a recuperar la fuerza en mi pierna izquierda (tanto así que vendimos mi auto por ser mecánico para comprar uno automático donde no tenga que pisar el embrague), en retomar la confianza para cargar algunas cosas, reeducarme en la forma en la que me muevo. Estaba agotado de estar agotado. Aliviado del dolor, pero con un camino frente a mi que ahora que miro hacia atrás, me alegra que haya sido tan corto. Este pequeño periodo de mi vida sólo me pone en perspectiva frente a los enormes sacrificios y esfuerzos que tienen que hacer otras personas con lesiones más graves para salir adelante y recuperarse. Otros, no llegan a hacerlo del todo.

Decidimos celebrar las pequeñas cosas, aprovechar las “vacaciones” forzadas como alguna vez las llamó tu tía Andrea, para pasar la mayor cantidad de tiempo juntos. Y sabes qué? Me ha costado más regresar al trabajo formalmente por despegarme de ti, que por cualquier problema físico.

Valentina bajo las sábanas

Estar juntos todo el día, todos los días, qué delicia! Aprovechamos los últimos rayos del sol del verano Limeño, gozamos del matrimonio de tu tío Claudito, gozaste de la piscina, de la playa, de tus papás, tíos y abuelos… sólo falta tu Opa en Lima estos días para que la alegría sea completa.

Valentina en la piscinaSunsetValentina y mamáValentina en el matrimonioConverse Valentina y PapáValentina papá y padrinoPrincesa, estos meses ya pasaron. Ya terminé de rehabilitarme, estoy de regreso al 100% al trabajo – incluso con nuevas responsabilidades en el mismo que me hacen muy feliz – y nos estamos viendo menos estos días. Sin embargo, nadie nos quita lo bailado, nadie me borra la sonrisa del rostro. Porque estas semanas de “break obligado” han sido físicamente retadoras, pero espiritualmente rejuvenecedoras. Mamá y tú son la luz de mi vida, me llenan de amor, me cuidan, me hacen sentir fuerte cuando me encuentro frágil.

Por ustedes, todo, ya?

Valentina sonríeLas amo.

Papá.

 

 

 

25 pensamientos en “Febrero, Marzo, Abril

  1. Que gran papa!…Felicidades, bendiciones en tu recuperación! ..Tienes una niña maravillosa, se va a derretir por ti cuando sea grande y lea los lindos post que solo le dedicaste a ella :´)

  2. Hola papapalabras!, sin querer….y luego queriendo… empecé a seguir tu blog hace mas de un año…wow!.. y siempre con cada post logras transmitirme la emoción (muchas de alegría y a veces angustia) que traen consigo la paternidad. Aunque todavía no soy madre, leerte me da confianza para decidirme a serlo. A veces postergamos la idea de familia ¨por otras prioridades¨ y con tan lindas y cercanas experiencias creo que solo hay que atreverse con la misma valentía con la tomamos otros retos en la vida. Los mejores deseos para ti, y tu linda familia. Joa 🙂

    • Qué lindo Joa! Cada uno es libre de pensar y sentir lo que quiera, ya? Pero yo te digo con honestidad, mi hija es una de mis más importantes razones de vivir, y para vivir. Ella hace que todo valga la pena. Así que cuando llegue el momento, si te decides, sé que nunca te vas a arrepentir. 🙂 Gracias por los saludos!

  3. que hermoso testimonio de vida y de amor por la vida… sigue disfrutando de TODO lo que la vida te ofrece. Bendiciones

  4. Pues q chévere todo lo q cuentas y q ya estés mejor…. ya extrañaba las cartitas…. #MasPapaPalabras #TomateloConCalma #AVerCuandoUnLaMesaEstaServida #SorryPorPresionar jijiji

    • Gracias Ayme! El post ya está listo, pero saldrá el lunes porque hubieron problemas con el servidor de Vane. Tal y como prometí en Instagram, es una receta de hamburguesas caseras 🙂

  5. Gracias mi Jose querido, para mí es un placer leer tus PapaPalabras!!, me acercan mucho a ti y a nuestra Valentina.Te quiere mucho, tuNydita “Nuestas voluntades no se venden, nuestras convicciones no se negocian, nuestros ideales no se doblegan, nuestros derechos no se pisotean”  

  6. Que lindo Post. Que bueno que ya estés recuperado e incorporado en el trabajo al 100%. Muchas Bendiciones para ti y tu hermosa familia, ella es la fuerza que necesitamos para seguir avanzando.

  7. El tiempo es el regalo mas preciado que podemos compartir con nuestros hijos, hay que disfrutarlo al máximo y atesorarlo. Amo que mi pequeña Amelia de dos años y 11 meses me diga que me cuide y que me vaya bien al irme a trabajar……no tiene precio, es mi angelito!!!!
    Bendiciones!!!

  8. Leo todos tus post dedicados a valentina y en verdad escribes muy bien y con mucho sentimiento, me identifico porque tengo un hijo sólo con un mes de diferencia con tu hija y se que cada etapa es dificil, pero hay que ir superándola, como el tema del Nido, como el tema de nuestro horario de trabajo que nos limita estar con nuestros amados hijos, sólo esperando el FDS para estar con ellos todo el día, sin olvidar nuestra vida en pareja

  9. Querido Chepis, no conocemos personalmente (mi hna. menor y yo) a la linda Valentina pero por todo lo que escribes y las fotos que muestras de ella ya la queremos, es una bella con todas sus letras!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s