Mi pequeño Sebastian

Hola pequeño. ¿Cómo estás? Quizás ya no seas tan pequeño cuando leas esto. Quizás tu hermana mayor te lo lea en voz alta. La verdad, no lo sé.

Llevo ya casi 4 años escribiéndole cartas a tu hermana, desde antes de que nazca, contándole todo lo que pasa en nuestras vidas (o casi todo lo que creo que vale la pena contar) y tú, mi precioso hijo, no podrías ser una excepción. Eres más bien la inyección de energía que me da la vida para seguir haciéndolo.

Hoy en día estás en la panza de Mami. Estás hecho un loquillo ahí, pateas, das giros y vueltas, duermes y hasta te hemos visto con hipo en la última ecografía. Hoy día tienes 24 semanas en la panza de mami y 21 semanas en nuestros sueños. Lamento que en esta foto no salga tu precioso rostro, el cual conoceremos pronto en una ecografía 4D, y que pues… salga otra cosa. Ecografía Sebastian

Como en el caso de tu hermana mayor, sabíamos que te llamarías Sebastian. De hecho, en el fondo siempre supimos que llegarías a completar nuestra pequeña familia, lo único que quedaba era esperar a tu llegada, y finalmente hace 21 semanas supimos que estábamos esperando un 2ndo bebé, y hace pocas semanas confirmamos que serías hombre.

Mi chiquito loco, estamos locos de amor por ti, y llegarás a esta familia loca como un regalo del cielo, porque te hemos esperado por un buen tiempo ya. Pero esta familia que te va a recibir no es una familia normal, y de esto tengo que advertirte desde ya. Nada de que a mi nadie me avisó, etc. Estás notificado!

Los tres

En primer lugar tienes a mamá. Mamá es una mujer maravillosa por tantas razones, que no podría empezar a describirla. Es la persona más buena, leal, honesta y amorosa que conozco. Todavía no te ha visto el rostro y ya te ama con locura! Ella nos mantiene juntos, es la goma que nos pega, el centro de nuestra familia, nuestra fuerza de gravedad. Ella representa todo lo que yo amo de nosotros, y la razón por la que luchamos tanto para estar juntos siempre. Ella es mi hogar, y coincidentemente, es por ahora también el tuyo. Ella me completa. Me complementa. Me potencia. Ella es mis retos, y mis victorias. Es mi premio mayor y mi premio consuelo. Mi amuleto de buena suerte.

Creo que te va a caer bastante bien. Es chévere.

Por otro lado tienes a la loca de tu hermana. Ahí sí, ten cuidado. Le falta un tornillo. Está loca de remate, ama el rosado, las panties, y sus zapatos de Jessica Butrich.

Es increíblemente inteligente y más talentosa de lo que me podría imaginar. Realmente es un placer verla crecer. Pero me temo que vas a tener que sobrevivir a sus intentos de vestirte como a ella le da la gana, y probablemente serás víctima de sus intentos de dominarte con ese carácter fuerte que tiene. Esos rulos no vienen gratis, es un torbellino de la cabeza a los pies.Valentina hermana mayor

Sin embargo creo que te beneficiarás mucho de ella durante la adolescencia. En una palabra: Amigas. ¿Sabes lo chévere que será que las amigas de tu hermana vengan a casa? Vas a poder torturarlas, vengarte de cada cosa y aprender de ellas. Eso sí, jugarán contigo. Pero eso está bien: Cuando seas más grande tendrás insights profundos sobre la psicología femenina que pocos hombres tienen, lo cual es una enorme ventaja en nuestro género. Porque créeme, las chicas… nos llevan dos pasos de ventaja siempre. (Pero no le digas a nadie que lo admití.)

Finalmente estoy yo, tu padre. Tu maestro Jedi. Tu mejor amigo y compañero de batallas. Tu father-brother. No puedo decir mucho de mi, pero puedo corroborar lo que dice Valentina para describirme: “Un poco loco, un poco genio”. Suena bastante acertado, según yo. Jose Muck

En esta familia nuestra donde hay actualmente 2 chicas versus 1 chico, llegas para equilibrar un balance que he manejado con sumo cuidado. Nuestra familia habrá alcanzado una armonía en número par y equidad en género. Porque 2 contra uno no era nada fácil.

Mentira, sólo bromeo. La verdad es que nunca ha habido un versus en casa. Exceptuando las veces en las que hacemos guerras de cosquillas (en las que mamá siempre pierde porque no-las-so-por-ta). Somos un equipo, y ahora tenemos un nuevo y pequeño jugador. El gran Sebastian Muck. Mi vikingo. Mi chanchi-volador. Mi padawan.

Ay chiqui… ¡Qué raro es este sentimiento! Estoy tan ilusionado con verte, que hasta te extraño. Es un sentimiento bien difícil de entender. Como si estuvieras de viaje y fueras a regresar. No te espero con ansias, te extraño. Quiero que llegues pronto! Quiero abrazarte, jugar contigo, tener una mesa llena de locos, cocinar con tu hermana, colmar la paciencia de tu madre… quiero hacer travesuras contigo, cubrir las tuyas, y limpiar tus desastres. Ya te quiero con nosotros en casa, y quiero conocerte. Verte la cara, reconocerme en tus ojos. Besarte la frente.

¿Cómo irá a ser, no? Todavía no tenemos respuesta a todas las preguntas que tenemos. De hecho este embarazo nos agarra con mucha más experiencia y sin los temores que tuvimos en el primero. Se puede decir que tenemos cancha. Pero todavía no tenemos idea de cómo irá a ser esta nueva dinámica… Sólo quiero que sepas que pase lo que pase, y hagamos lo que hagamos, siempre daremos lo mejor de nosotros. Porque eso es lo que hacemos en nuestra familia. Damos el 110% y luego vemos como salen las cosas. Porque así, siempre estaremos en paz con nosotros mismos.

Te quiero, pequeño loco. Y ya te quiero conocer, pero tómate tu tiempo, termina de crecer. Nos vemos en Marzo, ok? Trata de no adelantarte, que todavía tengo que pensar en cómo haremos tu cuarto!

Te adoro.

Papá.

20 pensamientos en “Mi pequeño Sebastian

  1. Qué lindas palabras de tu esposo Vane, me hizo llorar porque los hijos nos hace decir y sentir sentimientos tan profundos…felicitaciones por Sebastian!!!! Linda familia 🙂

    • Te juro. Es súper raro. Es como si siempre hubiera estado ahí. Como si se hubiera ido de vacaciones al extranjero y nos dejó con su hermana mayor. No te pasa con miniMucita que no sabías que había un hueco en tu vida hasta que llegó a llenarlo? Es como si el hueco ya fuera evidente, y necesito que venga a llenarlo. Que ocupe su espacio, caramba. 🙂

  2. Como siempre Chepis, lindo leerte…tu y tu dos chicas forman una familia preciosa y ahora con Sebas seguro se potenciará al cuadrado…bendiciones para los 4 de una panzona que conocerá a su amor en enero, cerquita a cuando llegue Sebas, casi contemporáneos!! 😉

  3. Que hermosas palabras, en verdad eres un padre A1, y me alegra saber que también tengo a mí lado a mí esposo que también lo es, que bueno encontrar en nuestro País gente buena.

  4. Felicidades!!!!!!! Me encantaron tus palabras. Siento lo mismo que tú! Aún no tengo el privilegio de ser madre… pero siento que mis niños están destinados a venir y desde ya los extraño. Que tu familia esté llena de bendiciones!!! 🙂

  5. Haz su cuarto de Star Wars 🙂 Valentina es la Princesa Leia y Sebastián es Luke Skywalker.

    Y yo soy Rey. ¿Qué tengo que ver yo aquí? Nada. Pero ya dije que yo soy Rey, ¡que conste! jajajaja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s