Mi león peleón

“Sebastian… ese es otra cosa. Es una bala, es tremendo! No para nunca. Es un piojo terrible, un piojo veloz!”. “Sebastian, ese es el terror de Chacarilla!”. “Sebastian es una cosa de locos. El niño tiene más energía que 20 y hace siestas de 15 minutos nada más!”. “No, la gorda era facilísima! El piojo maravilla, ese sí que es bravo!”

Son frases que decimos, que salen de nuestra boca cuando alguna persona fuera de la familia te ve correr de un lado a otro, control remoto en mano, entrando volando al baño a tirarlo por el water, o arrastrando la ropa de tu hermana de su cuarto a la sala, entrando a la cocina, tratando de abrir las puertas para esconder algo ahí. O salir disparado de la cocina con dos naranjas y una papa en las manos para tirarlas por la ventana. O encontrarte tranquilito sentado al lado de la alacena de la cocina con una cebolla en la mano mientras – muy a tu pesar – intentas morderla porque por alguna razón te intrigó su sabor.

Y es que eres, hijo mío, muy activo (por usar una palabra). Eres un pequeño que rara vez se sienta tranquilo, o se toma 30 segundos para meditar lo que va a hacer a continuación.

Encontrarte sentado tranquilo mirando algo es una cosa rara, que poco a poco hemos ido experimentando especialmente por las mañanas cuando nos quedamos solos, que es cuando nos sentamos abrazaditos y nos ponemos a jugar con tus carritos mientras que escuchamos canciones de patitos, gallitos, y demás animalitos de granja – a quienes llamas “ACO!!!” , versión corta de “Pajarraco” que es la palabra con la que identificas tus canciones favoritas, a razón del Gallo que baila muchas de las canciones. Pajarraco, debo decir, es una palabra que sacaste de mamá. Pero así es, que estés tranquilito sentado jugando, es algo que no está en tus intereses.

Tienes una misión en este mundo, y es recorrerlo y conocerlo todo. Cogerlo, tocarlo, probarlo, morderlo, tirarlo y si puedes, tirarlo todo al water. Y no lo digo metafóricamente. Eres incansable.

Y AMO que lo seas! Amo que seas el pequeño que ha venido a desafiar nuestra paciencia, nuestra energía y todo lo que creíamos saber sobre cómo criar un bebé! Tu hermana siempre ha sido activa y llena de energía, pero donde ella es un 10, tú eres un 20. Y es maravilloso. Siempre escuchamos a nuestros amigos cuando nos decían “no… un hombrecito es distinto, tienen tanta energía!” pero nunca nos imaginamos que sería así.

Y ya cumpliste un año, piojo maravilla. Un año de levantarte cada día para llenar nuestros días de retos y de risas. De llantos también, y de renegadas. Porque obviamente nada es color rosa. Pero contigo, todo es color confetti. No importa lo que pase, siempre es una fiesta.

El día de tu cumpleaños, te despertaste así.

Luego ya te vistieron de fiesta para que juegues y disfrutes de tu pequeña fiesta familiar en casa. Este año quisimos hacer algo pequeño para ti y para la familia porque también todo esto se dió en el marco de una crisis  a causa de los huaycos y grandes problemas de agua a nivel nacional. Así que no era ni momento ni la ocasión para hacer algo estrambótico. Era el momento de estar en familia, de apachurrarnos y de tratar de no ensuciar nada de nada.

Mi leoncito, mi cachorro renegón y peleón, eres un cachorrito con todas las de la ley. Te tiras encima mío, me persigues para estar cargado, te mueres de risa cuando te mordisqueo la pancita, y te encanta treparte a todas partes. Has descubierto una tremenda facilidad para patear pelotas, para trepar escaleras, y para subirte sobre las sillas. Y yo, te he descubierto en un abrir y cerrar de ojos, de pie en la mesa del comedor, en la mesa de la cocina, y en la mesa de trabajo de tu hermana: Muerto de risa, con una cara de satisfacción como la de quien acaba de escalar el Everest. Y yo, entre emocionado por ti y asustado por que te caigas y te revientes la crisma contra el suelo. A veces no sé si ponerte tu buzo y además casco y rodilleras solo para que andes por la casa. Tienes la capacidad de convertir un paseo en el parque en un deporte extremo! Jajaja

Y me encanta que seas tan curioso. Porque toda tu inquietud está fomentada por esa inacabable curiosidad por explorar todo. Por mirar, por entender, y por tratar de actuar, tomar la iniciativa e iniciar la acción, y experimentar. Me ayudas a armar cosas, me ayudas a cocinar, me acompañas a todas partes, y te encanta ser parte protagónica de todo, absolutamente todo. Incluso de los juegos de tu hermana. Es adorable verte crecer y darnos cuenta que eres la estrella de tu propia película. No eres “Familia Muck, parte 2”. Eres la estrella de “Sebastian, the Movie”. Y aunque todos en el fondo lo sabíamos, creo que era inevitable pensar que contigo al ser nuestro segundo hijo, en muchos casos la experiencia sería una continuación de nuestro aprendizaje como papás. Nunca imaginamos que sería una nueva experiencia de principio a fin y en si misma.

Amas los carritos, y amas los carros grandes! Pararte frente al timón, incluso tan chiquitito es un vacilón para ti! 

Y tu independencia la demuestras en todos lados. Desde cuando te empujas un arroz con mariscos con cuchara solito en el restaurante, hasta cuando decides alejarte en el parque sin preocupación alguna y nos haces perseguirte. Nunca sé si eres un loco inconsciente de todos los peligros (desde huecos, caquitas de perro hasta perros grandes o corredores, gente jugando a la pelota, incluso bicicletas y carros) porque arrancas a la carrera, o si lo haces porque te sientes tan seguro de ti mismo y de que tus papás van a estar a unos metros tuyo que simplemente te lanzas al mundo.

Claro, ayuda mucho que corras detrás de tu hermana. Me da una risa porque a tu edad tu hermana estaba recién experimentando con el mar, y si bien nunca le tuvo miedo, el que tú la veas correr al agua como loca hace que tú no tengas absolutamente ningún reparo, y corras -lengua afuera – detrás de ella hecho una bala, pegado a sus talones y listo a atragantarte con todos los muy-muys que se topen con tu boca abierta. 

Yo sé que la primera persona que alimenta el mito de lo terrible que eres, hijo mío, soy yo. Pero quiero que sepas que siempre quise un hijo tremendo. Siempre quise que mi hijo sea una bala. Siempre quise que cuando sea grande, todos digan “Uy, es que ha sido tremendo desde chiquito!”. Porque eres mi superhéroe. Yo sé que yo debería ser esa persona a quien tú admires, pero quiero que sepas que yo te admiro a ti. A todo lo que puedes hacer, a todo lo que tienes por delante, y a esa actitud de comerte el mundo (y el papel que encuentras en el piso, las tapas de plumones también, etc) con la que has nacido. Eres un rebelde con muchas causas, y yo quisiera ser más como tú cada día. Eres el hijo que siempre soñé, mi piojo maravilla, el hijo que me reta a ser el mejor papá que puedo ser.

Mi bebé, eres un grande. Y yo soy más grande por tenerte en mi vida. Verte tan parecido a mi cuando era niño es al mismo tiempo una cosa fascinante y terrorífica. Es inevitable que me proyecte en ti, y que quiera que tengas todas las oportunidades con las que yo soñé, que no cometas los errores que yo cometí, o que vivas las experiencias que nunca pude vivir. Pero también sé que siendo como eres, labrarás tu propio camino, porque nos has dejado claro que es el mundo de Sebastian, y nosotros solo vivimos en él. Te amamos. Y estaremos aquí para protegerte y cuidarte en cada paso (apurado, loco y muy posiblemente arriesgado) que tomes. 

Ah. También me encanta cuando dicen que eres hermoso, segundos después de decir que somos igualitos. Porque sí pues. Lo somos. 😛

Te adoro piojo renegón!

Papá.

Terminó el 2016! La vida de acuerdo a mis fotos VIII

Hola amores. Sé que han pasado varios meses sin que les escriba… eso por un lado me apena, y solo la sensación de las teclas bajo mis dedos y el “claclaclac” de sus sonar me reconforta ya casi instantáneamente. El saber que estoy pronto a cerrar este primer párrafo y con él restaurar mis cartas a ustedes ya me está arrancando una pequeña sonrisa.

Desde la Playa

Han pasado 5 meses sin mis cartas, y sin duda alguna este ha sido el año en que menos les he escrito directamente en este espacio. Sé que cuando sean grandes y puedan leerlo, muy posiblemente no recuerden una sequía de comunicación, porque en gran medida la razón por la que no he podido escribirles porque hemos estado muy ocupados viviendo, y sí que hemos vivido una vida loca los últimos meses! Y claro, tampoco es totalmente cierto que he dejado de escribir, pues empecé a escribir una columna mensual para una revista llamada 15 Minutos, así que de alguna forma u otra lo he seguido haciendo. Lo sé, lo sé. No hay excusa, ya que es aquí,  en este espacio nuestro donde la pausa ha sido en prolongada en exceso. Pero dejemos eso de lado para poder seguir adelante.

Hoy, en este preciso momento, Valentina estás en la arena de la playa, junto a sus amigas, y yo he podido robarle a las vacaciones una hora para escribirles con calma. Chicocos locos, este año se termina y aunque para ustedes muchas de estas cosas no sean tan profundas (principalmente porque hasta cierto punto en esta etapa de su vida son todavía pasajeros de un tren que conducimos nosotros, hasta que empiecen a conducir el suyo), para mi y para mamá lo han sido, el año ha estado cargado de cambios, ajustes, metas, frustraciones, éxitos y fracasos.

Sebastian hermoso, en este instante te veo desde la ventana de la casa, parado entre las piernas de mamá, quien está sentada en un murito entre la arena y la vereda. Hijo, ¿sabes? Eres lo mejor de este 2016. El número 1 de los acontencimientos del año. Tu llegada me hizo padre por 2nda vez y padre de un hijo por primera vez, con todo lo que eso puede implicar.

El 2016 ha sido un año especial porque llegaste a nuestras vidas a volver a hacerla caóticamente hermosa. El 2016 renuncié a un empleo y formé junto a dos increíbles personas una empresa propia, con toooodos los enormes retos que esto representa.

La Empresa

La EmpresaEl 2016 me volví a poner a dieta, metiéndole todas las ganas para poder durarles toda la vida que pueda. Este 2016 nos mudamos a otra casita. Nacimientos, cambio de empleos, mudanzas. Un año complejo y lleno de cosas muy importantes. Espero que el 2017 nos traiga paz.

Pero antes de que me vaya por las ramas, amores míos, creo que vale la pena cerrar este año como se debe, para poder prometerles mayores y mejores cartas el próximo año. Así que permítanme hacerles un resumen fotográfico de su año, hace tiempo que les debo una carta de “La vida de acuerdo a mis fotos”. As´que creo que es una gran manera de ponerlos al día. Los amo chicos. El 2016 ha sido un año muy duro, pero creo que nunca en mi vida he sentido tanto amor también como este año. Ustedes y mamá son mi corazón, y cada día los veo, a cada uno de ustedes con más amor, si es que eso es posible.

Los dejo con algunas fotos para que se rían con sus caras durante el cumpleaños de mi princesa (Valentina, ya tienes 4!), Halloween, idas a Villa y a Chosica, el inicio del verano, juegos en casa, las primeras papillas de Sebastian, su crecimiento junto a nosotros y nuestra vida en general, que aunque a veces es difícil, nunca deja de ser divertida, y tenemos que estar más que agradecidos al Señor por todo lo que tenemos, pero sobre todo, por tenernos los unos a los otros. Nosotros somos nuestra fuerza, nuestro amor nuestro combustible, y jamás dejaremos de salir adelante mientras estemos juntos.

Los adoro!

Papá.

Ahí van! Han tenido un año ocupado! Jajaja

Torta Valentina Cumple Valentina Cumple Valentina Esposos Valentina y Papá Valentina y Spiderman Valentina desfilando Valentina en Disney on Ice Valentina en cojines Valentina modelando Mami y Valentina Cumpeaños Valentina Valentina y papá Cara pintada Valentina y sus joyas Papá y Sebastian Valentina Doctora Valentina Halloween Valentina y Sebastian Valentina cocinando Titian Valentina Sebastian primeras papillas Valentina cocinando Valentina Vane y Titian Hermanos Muck Valentina loca Mis amores Vane y Sebastian Valentina y lentes de mamá Sebastian Muck Sebastian Muck Al agua pato! Vane y Sebastian Familia loca
Valentina último día de clases El amor de mi vida Sebastian Jugando entre mis piernas Valentina en Navidad Mamá y Sebastian Sebastian Gateando Diploma del Kinder Valentina en el Kinder
El cuadro de Valentina
Familia en Navidad Valentina y su Laterne Vanessa y vino
Sebastian Muck Sebastian Muck y El Chepis

Saben? Con ustedes creo que soy posible de todo.

Bloopers de la paternidad

Tomando jugo de granadillaPitufa loca. Mientras tomas tu jugo de granadilla con la más absoluta concentración (los nuevos sabores te están volviendo más coca cola que nadie!), déjame contarte algunos bloopers de las cosas de ser padre.

Muchas veces me preguntan cómo es que tomamos las fotos lindas que te tomamos, y en muchos casos son fruto de la espontaneidad, y en muchos otros, de tomar cien fotos en ese instante y escoger la mejor. Entre ellas, ahora que aprendiste a sentarte, las fotos que no “vieron la luz” son las de aquellas situaciones en las que no pudiste mantener la postura, o el balance…

Caída en la camaO como cuando te quiero tomar una foto porque estás sonriendo de una forma espectacular y cuando consigo encender la cámara del celular, te estás comiendo una media…

Comiéndote la mediaOtras son las fotos que quiero tomarnos, donde decides que eres tú la que debes tomar la foto y coges el celular en pleno ataque de locura…

Gritos con papáY no faltan las fotos en las que tu sonrisa no termina de ser dulce, y tiene alguito de macabra/cocacola. Especialmente si exhibes esos dos dientecitos feroces tuyos y pones esa mirada de serial killer. Pequeña demente. Cara de locaPero creo que lo más chévere de todas estas cosas son los momentos que pasamos tomándonos fotos. Porque la verdad, es que nunca posas para ellas. Siempre la estamos pasando bien, y la foto es una consecuencia natural del grito “Trae la cámara!” de alguno de tus papás cuando vemos que eres súper feliz y lo demuestras con alguna sonrisa, o alguna carcajada nerviosa.

Algunas otras, son sólo son tomadas como parte de la evidencia científica de nuestro parentezco… como esta de tus incipientes rulitos… culpa total de tu padre…RulosO esta, donde estrenas cochecito nuevo y eres tan, tan feliz por el simple hecho de que ahora ves el mundo desde otra perspectiva (en tu coche anterior nos mirabas a nosotros, ahora miras el camino!). Coche nuevoLo que me encanta pequeña, es que los fines de semana, que es cuando más tiempo paso contigo, puedo verte despierta, feliz, gozando del día y de la vida. Porque de lunes a viernes lamentablemente una de las figuras más comunes entre tú y yo últimamente es esta:

DormidotaAsí que me perdonarás si los fines de semana te alboroto tanto, que terminas agotada, y recurres a esconderte donde puedas para que papá no se coma tu panza. Aunque déjame confesarte algo… no eres la mejor escondiéndote. Mentira, eres increíble, sólo que papá es un gran detective! Escondida

Pequeña pitufa loca. Eres en gran parte la culminación de mi vida. Lo más paja de mis días. Apachurrarte a ti y a mamá es mi actividad favorita en todo el mundo, así que tampoco te sorprendas si esta clase de fotos abundan en nuestros álbumes.

Beso en el cacheteOjo: Ese lápiz labial es de mamá, que se le ha dado por “marcarte” de vez en cuando.

A lo que iba: Nuestra vida está llena de fotos, sé que en este espacio nuestro encontrarás una gran cantidad de fotos preciosas, pero quiero que sepas que también te caes, también te escondes, también estás hecha una loca. Porque yo siempre pensaré que eres perfecta, pero tarde o temprano descubrirás que no es así.

Y ahí estaré yo. Para tomarte una foto. 🙂

Te amo, pequeña tiranosaurio!

Papá.

 

 

 

 

 

 

 

 

La vida de acuerdo a mis fotos IV

Hola maravilla cachetona! Hola pequeña marmota voladora! Extrañé terriblemente escribirte mi amor! Pero hoy me pongo al día con uno de mis posts favoritos. La vida de acuerdo a mis fotos, entrega IV.

1.- Pequeña pitufa tiene que ser preparada para su delicioso baño nocturno. Pequeña pitufa loca disfruta muchísimo que la cambien, la limpien y la bañen! 12.- Luego del baño, papá Ogro le da de comer a Pequeña Pitufa de acuerdo al ritual de todas las noches. Es de lejos lo más paja de mi día, todos los días.

2

3.- Pequeño pedazo de marshmellow volador entra en sueño. Increíblemente desde hace unas semanas duermes desde las 10pm hasta las 6am de corrido, salvo exista alguna razón especial para que te despiertes.
3

4.- Pedacito de cielo amanece del mejor humor del planeta, luego de dormir como oso polar. Mamá y papá no pueden más de felicidad de que tengas tan buen sueño! Luego de una cambiadita de pañal matutina, eres la gatita más feliz! 4

5.- Gatiña y mamá fueron a conocer el mar rápidamente al Club de Villa. De paso que saludaban al bisabuelo, y se conocían por primera vez. No te asustes gatita linda, no estuviste expuesta al sol, y como puedes ver por las nubes, tampoco hizo mucho calor. Estabas feliz! 5

6.- Taaan feliz… que regresando a casa terminaste como siempre, dormida en cualquier parte. 6

7.- Pero cuando despiertas… lo haces del mejor humor, y con uno de mis polos favoritos!!!7Mi pequeño pedazo de mazapán holandés, no he tenido la oportunidad de escribirte como he querido estos días, pero tuve la oportunidad de estar contigo más tiempo de lo normal. Tuve que quedarme en casa enfermito hace unos días, y luego el mes de diciembre quiso comerse a papá entero. Es un mes muy atareado en el trabajo, y no he tenido un respiro.

Quiero que sepas sin embargo que estás conmigo todos los días. Eres mi fondo de pantalla, ¿sabías? ¿No lo crees? Aquí está la prueba.

Captura de pantalla 2012-12-10 a la(s) 19.50.57Felizmente los días están pasando rápido, y prontito pasaremos juntos nuestra primera Navidad! Estoy seguro que será una de las Navidades más especiales que podamos pasar.

Te amo, pie de camote. Te voy a dar un mordisco en el cachete en un rato.

Papá.

P.D: Papá tiene iPhone nuevo, así que nuestros posts fotográficos regresan con fuerza!

Paseos y sonrisas

Gorda espectacular, tu robustez y la turgencia de tu panzita-panzota, acompañada de la delicia de tus rosados cachetes, te convierten en la imagen favorita que acompaña todos mis días. Te llevo conmigo a lo largo del día. Pienso en ti en cada instante. Eres mi feliz sueño diurno.

Y llevo conmigo tu imagen porque el enamoramiento paternal es tan grande y fuerte, que tu carita, enojada o muriendo de risa, está presente cada vez que cierro los ojos. Ocupa mi pensamiento cada sonrisa, gruñido y quejido que puedas tener, y aún cuando estoy lejos de ti me sorprendo riéndome solo. Como si fuera un niño. Gracias por eso. 

Este sábado te llevamos a pasear, sabías? Fue la primera vez que salimos de casa con tu cochecito y nos recontra divertimos! Salimos a conversar con mamá, encontramos un heladero a quien le arrebatamos los últimos helados que le quedaban y disfrutamos del aire fresco. En el camino mami nos tomó esa foto, y cuando llegamos a una iglesia en la esquina del parque, nos encontramos de casualidad con tu tío Jano! Él estaba cubriendo una boda, y aprovechó para tomarte una fotito. Estabas completamente dormida, relajada y feliz.

No sabes lo rico que ha sido poder salir de casa contigo, y acercarte poco a poco al mundo. Antes de lo que pueda imaginar estarás gateando, luego caminando y finalmente corriendo. Es inevitable pensar en lo rápido que pasa el tiempo. Se siente en el cambio talla de pañales (hace rato dejaste los de recién nacido para pasar a los de 3,5 a 6kg, y estás a días de pasar a la siguiente talla). Se siente en tus acciones, en la manera en la que giras toda la cabeza cuando me sigues con la mirada…

Y últimamente porque has aprendido a sonreír. Porque me miras, y sonríes. Y tienes una sonrisa que es absolutamente devastadora. Lo más divertido es que sonríes mirándome a los ojos, así que cuando intento atrapar tu sonrisa con la cámara, la misma sólo te retrata seria. Porque necesitas mirarme a los ojos, y no mirar ese bulto negro que sostiene papá en las manos. Al menos por ahora. Pero ya te atraparé sonriendo, como lo hice con mamá aquí:

Haces que los días sean más felices, sólo con tu pequeña sonrisa.

Papá.

P.D: Mi iPhone está malogrado, así que tengo en stand-by varios posts de “La vida de acuerdo a mis fotos”. Apenas lo recupere arreglado te prometo actualizarlos y ponerme al día. No quiero que te pierdas todas las cosas que pasan en nuestra pequeña vida. Te amo!

Nanas, fotos, babies & sponsors.

Hola pedacito de pastrami de pavo. Hace unos días una amable lectora hizo un comentario elevándome una duda “universal” en este mundo de la maternidad/paternidad responsable: Es recomendable tener una nana desde el nacimiento o no?

¿Es realmente necesario tenerla? Estoy seguro que ahora que lees esto seguramente piensas con cariño en las personas que te han acompañado a lo largo de los años. Para mi es algo trucoso todavía pensar siquiera en escribir de manera futura pensando en quiénes serán esas personas, pero de que existirán no me cabe duda.

Creo que cada familia es un mundo aparte, y no sólo en relación a la vida misma, pero a la personalidad de cada pareja. Existen parejas que no quieren, de manera decisiva, tener a alguien involucrada en los primeros días de su pequeño retoño, y otras que no se imaginan ese período sin ayuda. Y existen las familias donde mamá trabaja y que no puede permitirse tomar largos meses de descanso post-natal, ya que es independiente, por lo que necesita poder seguir trabajando lo más pronto posible, con o sin ayuda.

Lo que nosotros vayamos a decidir en torno a eso, será como siempre producto de la profunda meditación, y honestidad con nuestros sentimientos, costumbres, miedos y posibilidades. Sin embargo, creo pequeña nariz de tulipán, que sería muy interesante conocer la opinión de otras mamis. ¿Qué tan importante puede ser tener ayuda profesional en esos primeros meses?

En otras notas, el tío Jano nos hizo unas cuantas fotos que seguramente podrás ver en el blog de mami haciendo clic aquí. ¿Lindas, no? Me encanta la cara de felicidad que se nos escapa en una que otra foto. Perdona a papá, no tiene idea de como mirar a la cámara… pero ten la certeza de que la felicidad no es posada. Se nos escapa por los poros. 

El tío Jano tiene una empresa de fotografía mostraza que se especializa en fotos para matrimonios, familias, fotos “de panza”, y demás. Y luego de convencernos de hacer las fotos y mostrarnos el resultado, quise retribuirle de alguna forma el gran favor que nos hizo al poner su lente a disposición nuestra. Se me ocurrió ponerle un bannercito en esta página, ya que creo que a las personas que entran a leernos, también podría interesarles conocerlo. Pero esto generó todo un conflicto en mi pensamiento y en la idea que tengo yo para este espacio, que nació como un espacio entre tú y yo, y que aceptamos compartir con la gente que con tanto cariño nos comenta, y nos aconseja.

Porque si bien estos posts son cartitas entre tú y yo, en los comentarios se entablan conversaciones muy interesantes, y que Papá valora mucho. Así, me puse a pensar en los amigos como Jano que tienen empresas que realmente son parte de nuestras vidas. O como Paloma, quien hizo los increíbles cupcakes de tu baby shower, que también fueron los de nuestro matrimonio, y los de mi cumpleaños. Así muchos amigos nuestros hacen cosas geniales, y recordando este blog que tanto nos gusta a mamá y a mi pensé que había una forma de tenerlos aquí, sin que se sienta como una oferta publicitaria, y más como una ayuda, un sponsorship, un espacio cariñoso de amigos que hacen cosas geniales que quizá puedan interesarles a quienes nos visitan esporádicamente ya sea para leer lo último que papá quiso decirte, o más adelante, cuando quieran enterarse de tu última travesura. Así que si una marca nos gusta y nos parece increíble, sentimos que convivimos con ella y quisiéramos compartirla con el mundo, pues la ponemos. Y si alguna marca (como es posible que suceda) nos escribe queriendo aparecer en este espacio, pues tendremos el mismo criterio para aceptar o amablemente declinar la oferta. Porque finalmente este es un espacio nuestro. Y nuestro espacio tiene que estar lleno de cosas que nos gusten, que nos hagan sonreír, y que nos sean útiles. ¿Te parece bien? ¿Tenemos un trato?

Dicho esto, nunca, y te prometo que nunca, este espacio se convertirá en un espacio promocional. Nunca verás banners animados saltando, ni se verán liquidaciones, o 2 x 1 aquí. No es lo que queremos. Wakala.

Ah! Y no quiero dejar de agradecerle a tu tía Vicky, porque desde Panamá te llegaron estos nuevos babies! A que está lindos? ¿Cómo haríamos? A mamá se le va torciendo la sonrisa cada vez que alguien dice que ya vas teniendo más zapatos que ella! Jajajaja!

Mentira mi amor, mamá es la más entusiasmada con que tu pequeño closet crezca cada día más. Y yo, qué te puedo decir? Participo activamente en el propósito. Lo que empiezo a pensar es que ojalá tengas una hermanita, porque qué haremos luego con tanta ropita? Algo me dice que voy a estar muy apegado sentimentalmente como para simplemente deshacerme de ella… Pero veremos. No quiero adelantarme. Obviamente si llega el momento y tenemos que deshacernos de tu ropita, nos aseguraremos que caiga en buenas manos a través de una donación. Pero ya veremos.

Y como evidencia de que Papá también anda metido en el propósito de generarte un clóset de lo más entretenido, pues no pude resistirme a la hora de comprarte un par de Converse rosadas. Porque pues hija, de qué otra forma irías a visitarme a la oficina? Si tú vas a ir de redactora creativa desde el día 1! A que sí?

Por si alguna mami pregunta dónde es que las conseguí, tienen que saber la cruda realidad: Amazon.com.

Bueno mi pequeña futura medallista olímpica, te dejo con una foto más antes de terminar este post, e ir a apachurrarte en tu versión panza.

Qué increíble es verme la cara de enamorado de mamá y de ti!

Papá.

P.D: Seguiremos en la lucha por eliminar la panza y los cachetes.

La vida de acuerdo a mis fotos

Hola hermosa, sé que han pasado unos días desde que te escribí. A veces es difícil ser constante porque aunque uno muera de ganas de contarte cosas nuevas, la vida te come vivo durante el día… y llegas a casa cansado, donde lo único que quieres es que te hagan piojito y apaguen la tele luego de que caigas rendido. Esa es una de las razones por las que hago ejercicio ahora, porque muero de ganas de llegar a casa con toda la energía del mundo para poder muy pronto jugar contigo.

Hace un tiempo vi un blog que me mostró mamá de una mami que escribía sobre su embarazo, su vida y todo lo que la rodeaba y me pareció mostro que tenía una serie de posts llamados “Life according to my iPhone”. (Los/las amigas que nos leen pueden revisar el blog aquí).

La cosa es que me pareció espectacular esa forma de resumir los últimos acontecimientos de mi vida, porque es algo que hago hace mucho: sentarme en momentos de ocio a revisar las últimas fotos y sonreír pensando en lo divertido de cada escena, o meditando sobre cada una de ellas. Así que he decidido hacerte un resumen de los últimos días en base a las últimas fotos que tengo en el celular. La cosa va así:

El día viernes de la semana antepasada me separé de mamá y de su panza (tu hogar temporal) para viajar a Trujillo a dar una charla en un Seminario de Marketing para una conocida universidad. Fue como siempre una experiencia genial, porque sabes que a papá le encanta interactuar con la gente, de manera que mis charlas a veces bordean con el stand-up comedy. Espero que la gracia no haya opacado el contenido de la misma, y que todos se hayan divertido y aprendido durante el evento. De lo contrario sólo me volverán a llamar para hacer monólogos. En la foto, les pedí a todos iniciando la charla de manera “experimental” que levanten el brazo izquierdo. Lo hicieron. Saqué el celular del bolsillo y les tomé una foto. Luego les expliqué que la usaría para decir que todos tuvieron muchas preguntas, felizmente se rieron. Fue muy entretenido.

El día viernes de la semana pasada fui invitado a dar una clase en la Universidad Pacífico, otra experiencia entretenida, porque a diferencia de los varios cientos de personas de la charla anterior, me enfrenté a un grupo de unos 15-20 alumnos, y en lugar de  ser una charla, se convirtió en una conversación. Durante la clase no pude dejar de notar el comportamiento de varias de las alumnas, y hasta cierto punto pensé en cómo serías tú en el colegio, en las clases en general. Al final de la clase se me acercaron algunas alumnas y me pidieron mi opinión sobre algunos de sus trabajos. Fue en ese momento en que supe que amaré ayudarte a hacer las tareas. Yo te prometo ayudarte en todo lo que pueda. No lo dudes nunca, siempre estaré ahí para ti, y prometo hacer tiempo para ayudarte a resolver todas las dudas que puedas tener.

El jueves de la semana pasada fuimos a ver a tu doctora, para asegurarnos que todo siempre anda súper bien contigo. No pude más que reírme al ver a tanta mami embarazada con cara de agotamiento, y ver a tu mami en tacos, súper activa dando vueltas por todos lados. Y es que tu mami tiene una energía! Naturalmente termina el día agotada y pidiéndole a papá que le haga masajes en la espalda (ya pesas más de un 1kg preciosa!).  Pero es sin duda alguna, una miembro honorario de “embarazada y entaconada”. No me preguntes qué es eso hija… es un programa que mamá le mete entre los ojos a papá cada vez que enciendo el televisor. Lógicamente mami no anda todo el día en tacos, pero sí sale churra cada vez que puede. Yo admiro la energía y el buen ánimo que está teniendo a lo largo de todo el embarazo. Es una estrella, y este mes se portó súper bien, la doctora le dijo que estaba todo avanzando genial y que tú andas en las mejores condiciones. Un éxito!

Este sábado fui a comprar flores a casa. Un fotógrafo iba a visitar nuestro depa para hacerle unas fotos a mamá así que aproveché la oportunidad para ir de compras rapidito y ordenar un poco la casa. La verdad es que si bien puede no sonar muy “masculino” de mi parte, amo las flores. Y las amo porque le dan a nuestro hogar un toque de alegría y de vida que simplemente no tiene cuando no están. Y yo sé que cuando llegues a casa, nuestro departamento entero va a estar lleno de juguetes y cositas tuyas, así que creo que eso de lo “masculino” se puede ir muy al tacho, porque tú vas a ser la flor más importante de nuestro hogar. Por ahora quiero mostrarte cómo se ve una parte de tu futuro hogar en un día con flores.

La verdad es que mami ha hecho un trabajo lindo a la hora de decorar y escoger los muebles de nuestro depa. Yo tampoco no le dejé mucha opción porque cuando le pedí que se case conmigo, lo hice habiendo conseguido ya nuestro primer departamento, y habiendo comprado ya una buena cantidad de muebles… pero fui lo suficientemente sensato como para dejarle a mamá todos los “detallitos”. Porque ella es una capa, y bueno, aquí entre tú y yo, a mi me va a gustar cualquier cosa que ella haga. Como seguramente me va a encantar todo lo que hagas tú.

Pero lo importante aquí es que este fin de semana pensaba empezar a decorar tu cuarto. Compré todo lo que necesitaba para pintarlo por primera vez, y escogí un matizado llamado “Cocoa Cream” para la pared de tu dormitorio. Verás que te va a gustar mucho lo que voy a hacer con él. Sé que no soy un decorador de interiores, pero te prometo que he estudiado muchísimas fotos y tengo una idea clara de lo que quiero. Finalmente, haga lo que haga, tómalo como algo hecho con amor (poniendo el parche por si no sale taaan lindo). Lo importante es que papá y mamá quieren hacer esto con sus propias manos. Estoy seguro que cambiaremos la decoración muy a menudo, al menos eso dicen nuestros amigos, y más aún si anticipamos que tus pequeñas manitas usarán las paredes de lienzo para expresar tu creatividad (o ganas simples de rayar las cosas…).

Tengo que contarte también que una amable hada madrina (Yael nuevamente) si no me equivoco te envió otro regalito. Un par de cintas para la cabecita y un gorrito de lo más simpático.

Qué bebé tan rica vas a ser! Yo estoy seguro que me voy a morir por ti, pero no me cabe duda de que serás una bebé preciosa, y de lo más engreída, particularmente con la ropa. Ahora entiendo y veo con otros ojos todos los juegos de las niñas y sus muñecas. Llegó la adultez y ahora jugaré yo con la mía. Es genial!

 

Y hablando de gorritas, tengo que comentarte que nuestra selección está haciéndola linda en la Eurocopa! Hemos pasado ya a la semifinal, y tanto tu abuelo como yo estamos súper emocionados. Este jueves jugamos contra Italia y si ganamos, vamos a la final! Esa es una ventaja mi preciosa bebé, de tener también la nacionalidad alemana: tu selección de fútbol te dará alegrías. Yo sé que amamos el Perú, pero lamentablemente por ese lado, todavía no pasa mucho. Espero que cuando seas grande veas una selección peruana más chévere que la actual. Ya estoy acumulando todos los documentos necesarios para tramitar tu nacionalidad apenas nazcas, así que quédate tranquila, papá se encargará de todo por ese lado mein Schatz.

El domingo terminamos agotados, y como papá ha seguido súper bien su dieta (ya va bajando más de 3 kilos), nos tomamos la libertad de ir a tomar un buen desayuno buffet.

No, no es lo que crees, no vamos a rebotar con esta dieta. Estamos siendo muy ordenados, y la verdad es que romperla los días domingos forma parte del esquema que hace que el metabolismo se reactive el día lunes al volver a hacer la dieta. Además es entretenido porque papá tiene la oportunidad de planificar su domingo en base a todas las cositas ricas. Luego fuimos a visitar una feria para bebés en miraflores donde recorrimos los 40 mil stands, en donde amables señoritas nos llenaron de brochures y de consejos. Fue una experiencia interesante, y la verdad agotadora, en el sentido en que hay demasiadas cosas para bebés… Mi amor, yo quisiera que lo tengas todo, pero la verdad es que tendrás todo lo que realmente necesitas. Mamá y yo estamos haciendo un trabajo de investigación exhaustivo para que no te falte nada, pero para que no te sobren cosas, porque la verdad es que hay demasiadas cosas lindas, y tenemos el gran temor de comprar y que nunca uses algunas cosas. Estoy seguro que ese temor me volverá cuando llegues a la adolescencia, jaja, pero al menos ahí tienes a tu madre, que yo dejaré de meterme en la ropa que uses, y pasaré a meterme en la ropa que dejas de usar para cubrir todo tu cuerpo! (Es una broma, mamá me mata si me meto).

Ay hermosa, qué días! Como puedes ver, no hemos estado flojeando, la verdad es que han sido unos días algo largos, que sólo se harán cortos cuando tenga la suerte de esperar que el día vuele para llegar a casa a apachurrarte y morderte las patitas. Soy tan feliz cada día con el simple hecho de pensar en que ya vendrás a acompañarnos… y me ocupo tanto de tratar de que vengas a un mundo lleno de colores, lleno de alegría, donde puedas ser la hija más amada del universo… pero la verdad, y aunque suene a un cliché, sólo quiero que llegues sana, y seas una bebé feliz.

Te amo pequeña pulga.

Papá.