Princesas y Rockstars

IMG_0174

Hola bella, ¿cómo estás?

Estuve revisando las fotos de mi celular y encontré esta que es tan tú, en la que se ve todo lo genial que eres y que me ha dejado sonriendo mientras la miro, y también filosofando un poco al respecto.

¿Sabes? Creo que no quiero que seas una princesa.

No, no lo creo. Lo sé.

Y yo sé que hoy, en este momento, te encaaaanta sentirte princesa. Hoy te disfrazaste de Elsa de Frozen para estar en casa, y eso me divierte sobremanera. Pero no. No quiero que seas una princesa. Quiero que seas una Rockstar.

Te explico. Las princesas, nacen princesas. Y eso está muy bien! Qué lindo por las princesas! Nacen princesas, crecen princesas, e incluso pueden llegar a convertirse en reinas. Puedes creerlo? Ahora, todo esto es parte de un sistema arcaico de gobierno denominado Monarquía que ahora cumple diversas funciones más allá de gobernar, pero que al fin y al cabo, ni existe en Perú.

Pero tú, no naciste princesa, mi amor. Naciste en un hogar lindo lleno de amor. Pero no naciste princesa. Naciste en el Perú, naciste en Lima, naciste de padres plebeyos, hijos del pueblo, y no reyes o reinas, y eso mi vida, está bien, es lo normal.

Pero yo sé que tú no eres normal. Yo sé que eres extraordinaria. Sé que eres genial, siento en mi corazón un golpeteo feroz cada vez que te escucho cantar, que te veo bailar, que te escucho hablar. Y por eso creo que si bien jamás podrás ser una princesa -y repito, eso está bien- podrás ser siempre una Rockstar.

Y no me refiero a una Rockstar musical. Eso también estaría genial. Me refiero en el sentido metafórico.

Porque un Rockstar se hace. Un Rockstar es la suma del talento, del drive, empuje, pasión, oportunidad y suerte también (¿por qué no decirlo?. Un Rockstar no nace, mi amor, un Rockstar se hace.

Un Rockstar kicks ass. Un Rockstar crea, es querido, no se detiene. Un Rockstar tiene 40 años de carrera y sigue sacudiendo las caderas en el escenario. Un Rockstar es un Rockstar todo el tiempo porque todo el tiempo debe serlo para seguir rockeando. Un Rockstar suda en el escenario.

Una princesa, vive lo que es. Un Rockstar vive lo que hace. Una princesa es un sueño, un Rockstar se hace realidad.

Chiqui, pequeña mariposa loca. Y si te conviertes en una Rockstar? Te prometo que igual, siempre podrás seguir usando una corona.

Te amo.

Papá.

 

 

 

 

Primer día de clases

img_9984

Chiqui! El miércoles pasado fue tu primer día de clases en el “colegio grande”. Ya dejaste tu nido chiquitito para pasar al Kinder del colegio que será tu cole para toda la vida (salvo que la vida nos depare alguna sorpresa). Qué increíble cómo pasa el tiempo, no?! Recuerdo que hace poco escribía algunas líneas sobre tu primer día de nido, y sobre cómo el corazón se me estrujaba durante los primeros días en los que dejarte era un drama para ambos, especialmente para ti, ya que lloraste bastante los primeros días. Y sin embargo, con el pasar de un par de semanas, el nido se volvió parte de ti. Y con el pasar de los años, tu nido fue una parte integral de tu vida.

El miércoles fuiste por primera vez a tu colegio grande, y aunque estuviste mal de la pancita y no pudiste ir ni el jueves ni el viernes, sé que lo pasaste genial. Entraste a tu salón sin ningún problema, te reencontraste con algunas amigas del nido que también van a tu salón y empezaste a jugar. Y eso es lo único que le pido yo a la vida para ti por el momento. Que seas feliz, que tengas amigos y amigas y que puedas jugar con libertad, aprendiendo de la vida a través del juego. Porque créeme chiqui, el juego se va haciendo cada vez más difícil, tanto así que cuando eres grande a veces ya ni parece juego, jaja.

img_0022

Te queremos con el alma pequeña mariposa, estás creciendo y es inevitable notarlo. Estamos orgullosos de ti, y sabemos que si bien este es solo el principio de un largo camino, el tiempo nos hará mirar atrás pronto y sentir que se pasó volando. Así que disfrútalo, juega, diviértete, crece, aprende! Nosotros estaremos a tu lado siempre.

Te amo.

Papá.

Verano 2017, parte 1.

El verano se desató con furia, mis enanos locos. Hace un calor de la patada, y el país está sufriendo varios estragos como consecuencia del cambio climático. Hay lluvias extrañas en Lima, huaycos en múltiples partes del país, y en toda la costa nos estamos sancochando vivos.  Felizmente ustedes dos tienen la suerte enorme de no tener que ir a trabajar y estar de vacaciones, (bueno Sebastian técnicamente vive de vacaciones hasta que empiece el nido en un año y medio), pero lo cierto es eso. Tienen la suerte de poder vivir chapoteando, y eso es algo por lo que agradecer siempre, no todo el mundo tiene esa suerte. img_9066

img_8898

img_8908

Una de las cosas ricas que traen las vacaciones siempre consigo es la visita de sus abuelitos que vienen desde Chile. Para mi ha sido maravilloso verte Valentina, apachurrada a tu abuelo tirada en la cama viendo películas, y a él tan amoroso y cariñoso contigo, así como pendiente y jugando con Sebastian. Escuchar a mi mamá hablar y hablar con Valentina sobre tantas cosas me divierte sobremanera. Sin duda, ver a mis papás con ustedes siempre me llena el corazón, y me hace recordar muchas cosas de cuando era niño. Definitivamente creo que nuestras vidas, y principalmente sus vidas, pequeños chiquitines, van a cambiar cuando sus abuelos regresen a vivir a Perú, y eso entiendo que ocurrirá a finales de este año, lo cual es genial.

img_8919

img_8917

Incluso aprovechamos que tus abuelos estaban en Lima para bautizarte gordo!

img_8970

Eres oficialmente un angelito bautizado! Pero ya te contaré más sobre eso en otra carta, porque todavía tengo que descargar las fotos de la cámara, y no quiero que se pierdan sin subirlas a su blog, para que las tengan para el futuro.

En marzo Valentina, empiezas el Kindergarten del colegio, y ese cambio traerá consigo muchas otras cosas de las que no somos conscientes todavía. Para empezar, por primera vez vamos a tener que preparar loncheras! Hasta ahora estuviste en un nido donde la lonchera era compartida, así que la llevábamos cada ciertos días y para todos los niños, fuera de eso no nos preocupábamos más. Del mismo modo, los horarios, las idas y vueltas, dejadas y recogidas representan una logística a la que no estamos acostumbrados. ¿Pero sabes? Nos vamos a divertir, eso te lo prometo. Felizmente tenemos la enorme suerte de vivir cerca al colegio, y yo tengo la increíble fortuna de haber conseguido una oficina maravillosa a 5 minutos de nuestra casa. Así que creo que vamos a poder gestionar todo con mayor suerte que la mayoría de gente. Hay que estar agradecidos al cielo por eso también.

En relación a la oficina nueva, vamos avanzando mis pequeños saltamontes. Quien sabe si cuando lean esto esa oficina habrá pasado ya a la historia o seguiremos ahí, o si la empresa ya es lo suficientemente grande como para no tener que preocuparnos de otras cosas o si por el contrario esta aventura no terminó bien. Lo importante es que vamos avanzando, costó un poco despegar el Jumbo pero ya está en el aire y ahora solo tenemos que preocuparnos de que tenga la suficiente gasolina para llevarnos hacia donde queremos ir. Y esto representa mucho trabajo, muchísimo empeño y mucha paciencia. Lamentablemente a veces parece que el Perú es un país donde hay más trabas que facilidades para ser un emprendedor o empresario independiente. Quizás las cosas cambien cuando ustedes lean esto, pero me queda claro hoy en día que quienes han podido hacer empresa en este país, son dignos de admiración.

Miren cómo está quedando la oficina estos días de verano! (Todavía nos falta el aire acondicionado, así que aunque sea vea linda, todavía nos sancochamos por la mañana). Felizmente corre mucho aire y después de almuerzo el calor pasa, pero las mañanas son un horno. Con suerte ponemos el a/c en estos días, a riesgo de derretirnos si no lo hacemos pronto.

img_8879img_8863

img_9099

Me encanta la idea de que pasen por la oficina después de clases y se quedes jugando y haciendo tareas aquí. Si algo tenemos en común todos los que trabajamos aquí, es que este espacio debe ser una extensión de nuestra familia, y no un espacio donde nos aislamos de ella. Nos debemos a nuestros hijos, los adoramos, y queremos que sientan que tienen siempre un espacio aquí.

En casa, las cosas van con calma. Sebastian, eres un relámpago dorado. Gateas a la velocidad de la luz, siempre murmurando algo o gritando “Tititiiiii” mientras avanzas a toda máquina. Eres un travieso que quiere caminar a sus 10 meses con todas sus fuerzas. Te pones de pie solo, y estás al borde de dar tus primeros pasos, lo cual nos tiene a todos en ascuas. Luego te sientas, y nos miras a todos con esa cara de pícaro única que tienes. Un tremendo!

img_9060

Por un buen tiempo Sebastian, fue super desafiante entender que eres distinto a Valentina. Y a pesar de que son tan distintos en tantas cosas, también es hermoso ver que se parecen muchísimo. Ya tienes 7 dientes, y tu hermana cumplió su primer año con 8, así que puedo imaginar que llegarás al año de la misma forma. Ambos han sido bebés extremadamente veloces, y aunque tú hagas siestas de 15 minutos al día y tu hermana las hacía de dos horas, impidiendo que hagamos nada de nada de nada mientras duermes porque uno sabe que para el siguiente comercial ya te despertaste, estar contigo es una de las cosas más lindas que nos ha pasado. Hay días en que estoy en la oficina y que solo quiero ir corriendo a casa y apachurrarte y que me mires, me pongas las manitos en la cara y me digas “titititiiiii!”.

Aunque a veces eres un poco violentino también, creo que en eso también te pareces a tu hermana, cuando se transformaba en Violentina, haciendo uso y abuso de tu pobre padre, jaja.

Me puedes explicar en qué momento te pareció interesante jalarme los párpados?! Estás definitivamente un poco loquito.

img_9040

Pues sí, en casa las cosas marchan bien felizmente, y como les decía, para mi es realmente  hermoso verlos tan distintos, y al mismo tiempo tan parecidos. Mi rulosa y mi gringo. Mi princesa y mi vikingo. Tan lindos, tan bellos, tan locos. Los amo. img_9082

Bueno gatitos bellos, los dejo por ahora. Tengo que correr a una reunión, y antes de ir tengo que bañarme nuevamente porque el calor del día no permite que uno se mueva sin convertirse en una mancha de sudor ambulante. Los amo, saben? Los amaré siempre. Todo lo que hago, todo lo que tengo, todo lo que soy, es por y para ustedes, y así será siempre.

Pero ya no me metan el dedo al ojo pues.

Besos,

Papá.

img_9102

Mis hijos


Valentina, Sebastian y yo

¿Qué son los hijos si no una maravillosa extensión de uno mismo? Una extensión de nuestros sueños, de nuestro carácter, de nuestra fortaleza, virtudes y también quizás defectos. ¿Qué son los hijos si no una forma preciosa de volver real tu presencia en este mundo, la herramienta más hermosa para dejar huella y decir “yo estuve aquí, viví, crecí, creé dos seres increíbles que harán de este un mundo mejor sólo por existir”?

No me quiero poner existencialista, mis pequeños, pero hay mañanas en las que me despierto y tan solo mirarlos me hace sentir más grande, enorme, galáctico. Siento que he trascendido. Mirar cada centímetro de sus pequeños cuerpos dormidos, contar sus pestañas, mirar sus naricitas, sus mentones, sus boquitas. Tocar sus pies y sentirlos estremecerse con cosquillas. Saberlos dormidos plácidamente, soñando quizás con cosas lindas… Y luego despiertan, ya abren esos ojazos, y casi siempre, sonríen. Me miran, y sonríen. No existe mejor manera de despertar para mi que verlos sonreir, remolonear en la cama para una última vuelta y levantarse frescos, felices. Es como verlos nacer nuevamente, cada día. Un regalo.

Mi pequeño, ayer cumpliste 4 meses de vida, 120 días en promedio con nosotros, con sus 120 noches. Algunas buenas, otras más difíciles. Algunas largas y otras cortitas. Pero todas, todas las mañanas hijo, han sido buenas. Porque despertar contigo es una bendición, un regalo, un sueño hecho realidad. Y mirarte cambiar, haberte visto aprender a sonreir, y perderme en tus ojos es un placer que es difícil de comparar.

Mi chiquito terriblín, no te gusta estar echado en ninguna parte. Quieres estar donde estamos, estar en nuestros brazos, moviéndote de un lado a otro, abriendo esos ojazos y comiéndote el mundo entre parpadeos. Quieres hablar, y contribuyes con tus ruidos y gruñidos a todas las conversaciones, y en más de una ocasión contribuyes a terminar la discusión porque te has aburrido de la misma y quieres que te cambien de ambiente, que te lleven a dar una vuelta, que el mundo está girando y tú no quieres perderte un segundo de él en discusiones cotidianas. Estás hecho para un mundo veloz hijo, y eso me maravilla.
Sebastian Muck

Y también me asusta, pequeño “Titian”, que seas tan distinto a tu hermana mayor. Yo, que tuve la oportunidad de incluso escribir un libro práctico sobre paternidad mientras aprendía con tu hermana, he visto en el suelo muchos de mis argumentos contigo. Eres distinto, eres original, tienes una personalidad propia y es otra la forma en la que hay que tratarte. Y eso, ese miedo a lo desconocido, es también algo con lo que nos enfrentamos cada día. Cuando no adoptaste ni un chupón ni por un instante, cuando no aceptaste ni un biberón, y hemos comprado todas las tetinas del mercado, cuando tus hábitos de sueño sin impredecibles y el mismo es tan ligero que hay que velarlo con extremo cuidado. Eres distinto pues. Pero eso no es malo, en absoluto.

Pero eso no te asustes, si bien representas un mundo nuevo en relación a muchas cosas para nosotros mi pequeño terriblín, también nos agarras más sazonados en estas lides. Y nuestros temores se maquillan casi todo el tiempo con curiosidad, y somos mil veces más pacientes que hace 4 años. Eres un reto, pero estamos a la altura del mismo, y te prometo que intentaremos estarlo siempre.

Valentina la bella

Princesa mía. Estás tan grande, y no dejas de recordármelo varias veces al día en los que literalmente me muestras tu manito con 4 dedos extendidos y me explicas que pronto, muy pronto cumplirás esa edad. Y eres tan grande en todo sentido, en lo alta que eres, en lo hermosa que eres, en lo buena que eres. En lo lora, loca y terca que eres. En lo increíble.

Y es fantástico verte tan pequeña, acurrucada en mi pecho una tarde fría mientras ves dibujitos, y al mismo tiempo tan grande cuando abrazas a tu hermanito diciéndole por enésima vez que tú eres su hermana mayor, y que no se chupe el dedo, que no sea loco.

Hija mía, tú eres así: Tienes dos ojazos, dos bocas, una oreja, pulgas en el pompis y el corazón en los pies.

Hablas y cantas todo el día, tu verbo es una fuerza de la naturaleza que invade los espacios silenciosos de mi vida como una catarata que lo inunda todo. Llenas hasta mis 5 minutos en el baño, al otro lado de la puerta. Escuchas poco, pero felizmente entiendes mucho, cosa que compruebo con cada explicación del mundo que sueles darme 3 o 4 veces al día. Me encanta que no seas una niña que ha pasado por una fase de “¿Y por qué?” pero que ha saltado de forma hiperactiva a ser tú la que me explica la razón de todo, estando para mi sorpresa muchas veces en lo correcto.

Sigue bailando por este mundo con esa ligereza de mariposa loca, hija. Pareces tener en el alma la naturaleza del viento, y eso sin duda te llevará lejos.

Mis amores, estoy por embarcarme en una aventura nueva, y al mismo tiempo conocida. Ya les contaré más en los próximos días, pero quiero que sepan que no podría hacerlo sin ustedes en mi vida, sin mamá en mi vida, sin todo el amor que me rodea.

Los amo, chiquitos locos.

Los amo.

Papá.

Setiembre

Este jueves 10 mamá y papá cumplen 4 años de casados. El lunes 14 tú cumples 3 años de edad. Y yo solo puedo preguntarme, ¿en qué momento el tiempo pasó tan rápido?

Y claro, en retrospectiva el tiempo vuela porque en gran parte uno vuela de lunes a viernes y trata de sacarle el jugo a los fines de semana, exprimiéndole cada gota de emoción y alegría a tu lado. A veces me da un poco de pena que la vida sea así, tener que trabajar tan duro casi sin verte durante la semana para gozarte con la mayor intensidad los fines de semana. Luego recuerdo que tenemos muchísima suerte en esta vida, y se me pasa.

En fin, ¿en qué se nos han pasado los días en estos meses, pequeña nariz de botón de tulipán?
Pues en principio en que me celebres el día del padre como Dios manda. Me llegó en su momento mi primera invitación al día del padre de tu Kindergarten, y a los pocos días fui a tu primera actuación. Fue preciosa, cantaste en alemán sobre los animales, los colores, recitaste un poema para mi y luego me diste un babero de regalo. Fue el regalo perfecto, ya lo necesitaba! Luego tomamos desayuno y jugamos en el jardín del kinder. Salimos del cole y pasamos la tarde juntos en casa, haciéndome infinitamente feliz.

2015606125019Actuación día del PadreJuegos día del padre

Dos días después celebramos el día del padre en casa, el domingo como corresponde. Mamá y tú me llenaron de regalos preciosos, especialmente unas flores hermosas de La Florentina, y un cuadro hecho a mano maravilloso que dice “Papi, quiero que sepas que tú eres mi súper héroe favorito”.Ya lo tengo conmigo en la oficina y junto a todas tus fotos (mi oficina es la más cachivachera y llena de fotos, te lo aseguro) son parte de mi inspiración cada día.

Regalos día del padre

Ah, sí. Creo que en la foto salen un par de calzoncillos. Todavía no entiendo eso de regalar ropa interior jeje. Cosas lindas de la vida.

Luego de abrir regalos, llamamos al Opa, saludamos al Abu, y fuimos a desayunar a la calle pues mamá y tú querían invitarme algo rico. (Nota mental, el próximo año deberíamos regalarle calzoncillos al Abu y al Opa, para que se rían!).

Valentina desayuno día del padre

Y es que en eso de salir a comer algo rico creo que se nos pasan los fines de semana. Uno lo toma como algo normal, pero de verdad tenemos mucha suerte en muchos aspectos. En primer lugar, de vivir en un país donde se come tan rico caramba. En segundo lugar, de tener los medios para hacerlo. Nunca está demás agradecer y seguir trabajando. Eso es algo que nunca dejarás de aprender, pequeña loca.

Pero sí, nos la hemos pasado comiendo. Y comiendo. Y comiendo. Tanto fuera de casa… (Morí de risa con tu intento de comer tu pollo frito con palillos de sushi).

Valentina almorzando con mamáValentina cebichitoValentina olive gardenValentina comiendo sushi

Como dentro de casa.

Valentina y los panquequesbrownies brownies de valentina Valentina y los brownies

Barriga llena, corazón contento, dicen, no? Aunque debo aclararte pequeña langosta de primavera, que no todo es comer en esta vida. Tu saludable apetito siempre está motivado por una enorme cantidad de actividad física. Tu energía diaria es (o parece ser a veces) inagotable. Y para que puedas llegar a dormir bien a las 8pm de la noche, tu actividad diaria suele incluir mucho salir al parque a jugar, corretear detrás de gatitos, usar tu scooter como una loca, e incluso asistir a tus clases de educación física. A esto, pronto, prontísimo le añadiremos tus clases de baile. Porque no he conocido en mi vida a una niña más bailarina. Te encanta! Te sientas frente a la tele y me pides que te ponga videos de ballet en YouTube, y bailas por horas. Así que vamos a aprovechar esa energía y propósito natural para ver si las clases te gustan. Ya me dirás cuando leas esta carta más adelante si las clases rindieron algún fruto!

Valentina y los gatitosValentina en el columpioValentina y mamama alice

Olvidé mencionar que AMAS los caballos? Con pasión y locura? Tienes la increíble suerte de tener una madrina que te puede llevar feliz de la vida a montar a caballo, y no tienes idea de lo alegre que estuviste. No cabías en tus cabales! Así que botas rosadas y sombrero rosa en mano, te fuiste a cabalgar con tu madrina. Qué paja!

valentina y elsa mariaValentina en el caballo

¿Así cómo no se pasan volando los días? Mi última carta larga ha sido escrita hace 11 semanas aproximadamente. En parte porque he estado tan ocupado en el trabajo, y en parte porque hemos estado tan activos durante los fines de semana que ya te imaginarás que toda esta acción a mi también me ha dejado agotado, jeje. Sin embargo ya era hora de contarte sobre todo lo que ha pasado en estos días.

Porque tus papás hacen un esfuerzo muy grande por llenar tu vida de experiencias, y no sólo de dibujitos en la tele. Creemos firmemente en que la mejor forma de que crees una visión del mundo es que lo explores en todas sus formas. Eso, en el fondo también nos hace a nosotros unas personas más activas. Así que creo que ganamos todos, pero sobre todo ganamos como familia.

Y claro, mamá y tú siempre ganan cuando después de una visita al MALI terminamos en la tienda de la tía Taloma más conocida como Miss Cupcakes en el Jockey o comprándote zapatos nuevos en la tienda de la tía Jessica Butrich. Me causa tanta gracia que sean tan parecidas ustedes dos!

Valentina en el Mali Valentina en el Mali Valentina en el Mali Valentina en Miss CupcakesValentina Jessica Butrich

Y así pasaron las 11 semanas. Entre una cosa y otra, incluso llegó tu Mamama Zoila desde Chile para apachurrarte! Qué lechera!

Valentina con mamama zoilaSin embargo, el fin de semana pasado hicimos algo realmente especial. Filmé durante el camino porque creo que es algo lindo que podemos compartir con los demás, y que me gustaría que veas más allá de solo en fotos. Ya te lo mostraré cuando termine de editarlo. La cosa es que mamá hizo algo de lo que estoy muy orgulloso.

Hace unos meses,  Sodimac le regaló a mamá una mantita de polar muy rica con una tarjeta muy linda. Ella abrazó su mantita y se echó en el sillón de la sala, y juntos meditamos sobre la suerte que teníamos de tener abrigo y tanto cariño prodigado hacia nosotros. Mamá es una personalidad mediática y no es poco común que algunas empresas nos envíen cosas a casa. Pero nos dimos cuenta, que esa mantita si bien era un lindo regalo, era con mucha seguridad más necesitada por personas que estaban pasando frío. Así que le pedimos a Sodimac que nos ayude y nos regale algunas mantitas más.

No pasó mucho hasta que Sodimac nos envió un montoooón de mantitas! Y en el camino, mamá hizo una venta secreta de su closet, totalmente para caridad, donde felizmente recaudó una suma considerable de plata.

Así que con la ayuda de tu tía Vane Vásquez de Juguete Pendiente, este fin de semana pudimos ir a un hogar para mamás adolescentes y a una comunidad para donar el dinero y las mantitas. Tú nos acompañaste durante todo el camino, y fue tanta la intensidad del evento, que al final te quedaste completamente dormida encima mío.

Valentina y papá en donación Valentina en donación

Princesa, si bien ya estamos en setiembre, y se viene tu cumple, nuestro aniversario, y los días se pasan volando – pronto estaremos en Navidad, imagínate! –  toma esta lección y hazla tuya. Llena tus días de vida. Llénalos de cosas que te hagan feliz, y si tienes la oportunidad, haz feliz a los demás.

Te amo, pequeña terriblina.

Papá.

P.D: Sigue siempre siendo la loca maravillosa que eres! La Fancy Nancy espectacular que alegra mis días!

Valentina Fancy Nancy Valentina y sombrero de hada

La vida de acuerdo a mis fotos VII

Valentina dormida sobre papá

Pequeña princesa, han pasado ya muchos días desde mi última carta, y en estos días hemos hecho tantas cosas juntos que la única manera de contarte todo lo que ha pasado en nuestras vidas, es hacerlo a través de una séptima (y extensa) edición de “la vida de acuerdo a mis fotos”. En esta oportunidad, con varios videos también.

I .- La clínica

Valentina en la clínica Valentina en la clínica sonriente Valentina en la clínica dormida Valentina en la clínica

Estuviste malita. No sabemos por qué. El doctor finalmente nos dijo que aparentemente fue que comiste algo que te cayó mal, pues los análisis no indicaban una infección bacteriana ni viral. Simplemente algo que te cayó mal. Pero fue terrible verte vomitar, y no aguantar ni siquiera un trago de agua. Sin embargo, dentro de lo difícil que fue esa noche, tienes que saber que fuiste la princesa más guerrera y valiente que he visto. Aguantaste estoica que te pongan una vía, y lo primero que hiciste al llegar a tu camilla, fue sonreír como lo puedes ver en esa foto. Eres fuerte. Eres brava. Eres más valiente que yo. Y mamá no se separó un minuto de ti. Ella también es fuerte, valiente y brava. Las amo.

II.- Creces, a pesar de mis mayores intentos de detener el paso del tiempo.Valentina toma nota Valentina en el balcón Valentina y su crecimiento Valentina pañal huggies Valentina y su vestido Valentina la más cool Valentina se esconde en la cama

De acuerdo a tus Huggies, eres XXG. De acuerdo a la escala de medida que te regaló tu tía Katharina (Hallo Tante Katharina!) superas los 90 centímetros de estatura. De acuerdo a cualquier persona que llame por teléfono a casa, quizás superes el año y 8 meses, porque recibes el mensaje y tomas nota (aunque no entendamos la nota finalmente!). De acuerdo a mi, eres una bebita loca que se avergüenza y juega a esconderse entre las almohadas para no recibir besos que piquen por mi barba. De acuerdo a tus fans, eres una niña, porque con vestido y lentes tienes la actitud de una adolescente regia. ¿Qué hacemos hija? El tiempo está volando y tú creces, creces, creces, y no puedo más que celebrarte cada día, maravillarme con tu aprendizaje y quererte más y más.

III.- Por un par de días estuviste todavía con carita de acontecida tras los días en la clínica. Pero pronto te recuperaste por completo y celebramos mi cumpleaños. Cantaste feliz de la vida “ñuñeaños papapán”, me ayudaste a soplar las velas y comimos “toyta”. Algunos días después, ya completamente recuperada, pasamos un día de pantalones en la cabeza. Literalmente, pantalones en la cabeza. A veces hace falta cambiar un poco las cosas para tener una nueva perspectiva del mundo. Me enseñas eso cada día. Valentina en Tottus Cumpleaños de Papá

Valentina pantalón en la cabeza Valentina con el pantalón en la cabeza

IV.- Amas a los animales pequeña. Y aunque no podamos tener uno en casa todavía, y a sabiendas totalmente que el gato que vive en mi iPhone no puede ser considerado una mascota para ti, demuestras cada día que pasa que tienes una curiosidad enorme por todos los “pajayitos”, los “guaguaus”, los “tatos” y que esa curiosidad está llena de la más enorme alegría y amor. ¿Será que la dulzura es una cualidad inherente a los bebés, o es que forma parte de tu carácter? No lo sé, mi amor. A estas alturas quizás sea difícil distinguirlo, sin embargo me llena de paz verte tan amorosa y saberte llena de amor y generosidad.

Valentina y un perrito

Valentina y Bilbo

V.- Justo para mi cumpleaños llegó tu mamama, con quien tuviste la oportunidad de pasar algunos buenos ratos, ya que se quedó con nosotros justo hasta antes del día de la madre en mayo. Y aunque no pudimos abrazarla ese mismo domingo porque ya había regresado a Chile, tuvimos la suerte de  celebrar con ella un día de la madre anticipado. El día de la madre oficial, lo pasamos por un momento en casa desayunando rico con mamá, le entregamos su tarjeta, sus chocolates, flores y el regalo que escogimos juntos para ella. Por la tarde fuimos a almorzar con tu otra mamama, y a darle besitos por ser la mamá de tu mami. Finalmente regresamos a casa y pudimos terminar el día con una peli (que naturalmente vimos por muchos pedazos y con todas las interrupciones del caso), y con mucha “chichita”.

Valentina y Mamama

Valentina dándole de comer a su abuela

Valentina y Serendipity

Valentina come canchitaVI.- Me recuerdas tanto a mi… tanto cuando te detienes a escuchar una canción, cuando celebramos el 4 de mayo – día de Star Wars – (May the fourth be with you!), o cuando entierras la nariz en un Pinkberry. Tu amor por la cocina, por los dulces, por el tomate. Cuando bailas, cuando saltas como loca, o cuando decides que es momento de pintar, sea donde sea, y ya terminas pintando en tu cuaderno, o en mi cara. Y amo verme en ti, en todo lo que haces, pero sobre todo en tu alegría y en tu amor. En esa forma que tienes de venir caminando hacia mi y abrazarme sin decir nada. Suele ser el mejor momento de mi día.

Valentina comiendo Pinkberry

Valentina con bigotes Valentina Star Wars Valentina con audífonos

 

VII.- Creces, y te vas volviendo cada vez más una niñita. Una niña pequeña a quien se le ha soltado la lengua en estas semanas de una forma increíble. Dices palabras complejas, como delicioso, así como distingues todos los colores de tus crayolas, y las seleccionas con total seguridad. Ya aprendiste a decir que sí, lo cual es un cambio agradable luego de tantos meses escuchándote decir sólo que no. Hasta sostenemos pequeñas conversaciones intercambiando un par de frases perfectamente comprensibles. Es inevitable empezar a verte pues, como una personita con libre albedrío, y con un concepto cada vez más claro de lo que quiere, y de la independencia que tiene para lograrlo. Comes solita (aunque con ayuda todavía), y te descubres cada vez más capaz de hacer más de una cosa al mismo tiempo (multitasker después de todo!).

bruschetta

Valentina y el huevo de pascua

Valentina Olive Peru

Y aunque a veces me duele un poquito el que dejes de ser mi bebita pequeña, tengo que decirte que el que seas mi pequeña niña me tiene totalmente emocionado. Esto de la paternidad primeriza es una cosa loca. Cuando sientes que has dominado ya algo, esa etapa pasa y comienzas a experimentar una completamente nueva. Y así, creo que contigo todo será siempre un constante aprendizaje. ¿Será por eso que dicen que los niños son los mejores maestros? Valentina dormida en el auto Valentina viendo tele Valentina en el balcón

VII.- El Mundial de fútbol. Tienes que saber pequeña, que aunque Perú todavía no ha llegado a un mundial, nosotros hinchamos por Alemania. Porque tu Opa es alemán, tu papá es alemán y también tú tienes la nacionalidad. Así que mientras esperamos que el fútbol peruano nos regale esa alegría, podemos saltar de emoción con cada partido de la selección alemana. Así es mi pequeña limeña mazamorrera, tienes lo mejor de dos mundos. A tu Perú hermoso, y a tu selección alemana. ¡Qué suerte la tuya! ¡Ojalá y campeonemos este año! ¿No sería divertidísimo que guardemos esa camiseta tuya, para que cuando seas grande recuerdes que fuiste una pequeña bebé que usó su camiseta durante todos los partidos del mundial en el que campeonamos? Yo creo que sí. Ojalá tengamos suerte. De todas maneras guardaremos tu camiseta, porque te la trajo tu Opa desde Alemania en Navidad, y como todo lo que te regala tu Opa, viene con todo el amor del mundo.

Valentina selección alemania Valentina selección alemania

Eso es todo por el momento, pequeña. Yo sé que te he extenuado con esta carta tan larga y llena de fotos. Y lamento mucho no haberte escrito antes. Te prometo que tuve una muy buena razón para no haberlo hecho, ya que he estado totalmente comprometido con un proyecto que sé que te va a gustar mucho. Es una sorpresa, y todavía no puedo hablarte de él para no salarlo… pero pronto, muy pronto lo sabrás.

Te amo pequeña loca. Hoy tuve la oportunidad de terminar esta carta porque me quedé en casa tras un fuerte malestar estomacal, así que mientras tipeo estas últimas letras, estás a mi lado sentada en el piso, crayola en mano llamándome cada 20 segundos para que revise tu obra de arte. De verdad, me encantaría tener el privilegio de verte todos los días así, y no a través de una fotografía desde la oficina. Pero la vida me ha enseñado que uno tiene que estar donde tiene que estar, y tiene que hacer lo que tiene que hacer. Así que seguiremos adelante, juntos, siempre juntos.

Te amo, pequeña (y ya gran) bebé. Eres una loca.

Papá.

Familia, amigos, comida y diversión

Valentina Muck Valentina Muck

Hola gatita loca. Princesa crespa cabeza de canchita. Amor de mi vida. ¡Llegó la Navidad! Se nos termina el año, empieza el verano, y tus rulos se encuentran cada vez más desatados y al viento.

Llegó esta época mágica que nos enseñan está llena de nieve, galletas, dulces y espíritu navideño, donde aprenderás que la nieve sólo está en la tele, y que tanta galleta y panetón probablemente no vaya de acuerdo con el bikini que querrás usar unos días después de Navidad, pero sobre el espíritu navideño, querida hija no hay duda que lo compartiremos juntos con el resto del mundo.

Como estoy seguro a estas alturas del partido ya sabes, dar es hasta más importante que recibir, dar a quienes uno ama, a quienes lleva en el corazón, y también es súper importante dar a quienes lo necesitan, aunque no los conozcamos en persona. Este año mamá formó parte de un genial grupo de bloggers que junto a un gran chico (el gran tío JP!) decidieron desprenderse de un montón de sus cosas para venderlas con el fin de beneficiar a los niños de Catapalla. Fue un éxito, y eso nos hace muy, muy felices. De trapos corazón De trapos corazón De trapos corazón

Mi pequeña princesa, estás cada día tan grande y tan hermosa que llenas mi corazón de alegría. A veces hasta me cuesta un poco escribir estas cartas porque al seleccionar las fotos que quiero dejarte, me quedo pensando en la mucha suerte que tengo de tenerte en mi vida. Realmente llegaste para darme sentido, y para definirme, finalmente, como papá. Y ese es el mejor regalo que nadie me ha hecho jamás.

Lo bueno de estas fechas también es el tiempo que podemos pasar juntos, que parece concentrarse y me permite gozar de ti como normalmente no puedo. Y es una delicia verte crecer, chaparra orate.

Valentina sombrero

Valentina columpioEs una delicia salir contigo de paseo, verte probar nuevos sabores, devorar lo que encuentras a tu paso. No sabes lo feliz que eres comiendo fuera de casa!

Bruschetta

Y es un placer ver que puedes portarte tan, pero tan bien, que haces que sienta que mi esposa dió a luz a un angelito. (Al menos hasta que llega la noche y te despiertas llorando y chillando, algo que últimamente has estado haciendo bastante seguido y que ha puesto a prueba – te soy muy sincero – toda nuestra paciencia).

El título de esta carta es “Familia, amigos, comida y diversión”, y la verdad es quizás el mejor resumen de los últimos días juntos.

La llegada de tus abuelos (mis papás) para las fiestas y el inicio del verano ha sido una delicia tanto para nosotros como para ti, que distingues a tu Opa de tu Mamama con una facilidad que realmente hace que mi corazón ría a carcajadas. La pregunta ¿Dónde está tu Opa? es respondida a la velocidad de un rayo con tu bracito levantado y tu dedito índice estirado indicando el lugar dónde está ese señor que se parece a papá, que te ama tanto, y que por alguna razón no puede dejar de comerse tu pancita.

Opa y Nieta

A los amigos los recibimos en casa, con un lonchecito navideño con el único propósito de agradecerles su amistad, su gran cariño y sobre todo, para celebrar con ellos todos sus éxitos a lo largo del año. Porque mamá y papá no han podido acompañarlos en persona en la gran mayoría de sus nuevos emprendimientos, en sus celebraciones, en sus lanzamientos, y eso por una simple y pequeña razón. Una razón con muchos rulitos, y con una risa maravillosa.

Así que espero que aprendas amor mío, que también es importante darle las gracias a los amigos que están ahí, que esperan, que te entienden, para que sepan que los lazos de amistad y de cariño están ahí, vigentes, aunque uno tenga que priorizar otras cosas por momentos. Sólo me queda decirles a todos ellos, que somos muy afortunados de contar con su amistad. Gracias por estar ahí siempre!

Sala navideña Lonchecito Navideño Pancitos Libro Miss Cupcakes

Y finalmente el calor está llegando a la ciudad! Tu bella tía Katharina te envió muchos regalitos desde Alemania, entre ellas una linda mochila de la abeja Maya, que ahora llenas con todos tus básicos para el verano (me siento como mamá hablando así), y la verdad es todo un éxito que tengas una pequeña mochila que puedas cargar. Y es lo máximo verte caminando con ella! Así papá cada vez carga con menos cosas él, y el complejo de papá-camello va en progreso de desaparición (eso espero!).

Mochila de verano Mochila de abeja maya

Todos sabemos princesa maravillosa que eres mitad sirena-piraña, mitad princesa terrestre, y que el agua es tu elemento favorito por sobre todos, pero la verdad me sentí un poco temeroso cuando te acercaste caminando sola hasta la piscina por primera vez, con tu ropa de baño de lunares. Miraste el agua, como pensando seriamente si era una buena idea lanzarse de cara o no, y tras una profunda meditación, entraste con mamá.

Quizás la felicidad no fue inmediata. Estás acostumbrada a que el agua de tu baño sea bastante más temperada que el de una piscina común y silvestre, pero para el 3er chapuzón, esta vez conmigo, el frío del agua no fue impedimento para que puedas chapotear, morir de risa y ser feliz. Yo no sé si abrazarte como loca de mi cuello sea parte de tu instinto de supervivencia, pero desde ya te confieso que fue para mi uno de los mejores momentos del día. ¿Será que vivo hambriento de tus abrazos? Valentina Ropa de baño de lunares

Para el resto del día conseguimos la que será probablemente una de tus mejores amigas este verano, una piscina que podremos llevar a todos lados y mediante la cual podremos refrescarte si es que el calor arrecia, como amenazan los pronósticos y profesías del SENAMHI. No tienes idea de lo mucho que pude disfrutar al verte tranquila, jugando por HORAS en el agua, con la única preocupación de que comas algo, y de que tengas una triple capa de bloqueador encima.

Valentina ropa de baño a rayas

Ciertas cosas realmente uno las aprende en el camino. Para preocupación de cualquier mami lectora, tengo que decir triunfalmente que no te resfriaste, no te insolaste ni un poquito, y disfrutaste como una chancha acuática absoluta!

Ahora la pregunta es, ¿estás lista para pasar tu segunda Navidad? ¿Lograrás estar despierta?

Todas las respuestas a estas preguntas y más, en una nueva  entrega de “Valentina, la niña piraña!”. Si alguna mamá tiene algún consejo o quiere compartir un tip para lograr que la pequeña pase las fiestas de la mejor forma, por favor! Somos todo oídos. Mil gracias siempre por compartir con nosotros su sabiduría colectiva!

Te amo, chimoltrufia acuática.

Papá.